que tipo de serpiente se puede tener como mascota

Tratándolas apropiadamente y de manera cuidadosa, el peligro se disminuye al mínimo. No obstante, no debemos olvidar que son animales salvajes con instintos.

Tienen la posibilidad de acostumbrarse a nuestra presencia en tanto que las manipulamos, pero si algo las atemoriza, tienen la posibilidad de reaccionar mordiendo. Si algo que les hacemos les molesta, asimismo tienen la posibilidad de atacarnos. Otros casos de mordeduras es pues la serpiente confundió la mano de su amo con comida.

Boa de cola roja

Un género de boa constrictor. La boa de cola roja se ve de forma regular en el comercio de mascotas. Las colas rojas medran hasta unos 3 metros de longitud y no son buenas mascotas para todos los que no estén listos para cuidar de una serpiente que come ratas o conejos enormes y que puede vivir hasta unos 30 años. Punto colorado en el final de la cola.

Hablamos de unas víboras excavadoras únicas que alcanzan unos 50 centímetros de longitud. Tienden a ser víboras obedientes, que hunden todo el cuerpo bajo la arena y solo dan a conocer su pequeña cabeza para pegar a las presas que pasan. Tienen un bonito colorido con dibujos amarillos y cobrizos.

Especies venenosas que están prohibidas

Por otro lado, existen muchas especies salvajes y venenosas que están prohibidas por las leyes, tanto en España como en la mayor parte de países. Estas víboras representan un serio peligro en la vida de humanos y otras mascotas en el momento en que son criadas en cautividad.

Lo mismo sirve para las víboras salvajes constrictoras, las que tienen la posibilidad de volverse violentas sin los debidos cuidados. De ahí que, siempre y en todo momento es preferible eludir cualquier género de manejo arriesgado y decantarse por aquellas que son mucho más sociables.

Serpiente

Tan temidas por unas personas como queridas por otras, lo que no hay dudas es de que son animales sorprendentes. La buena nueva es que tienen la posibilidad de ser unas mascotas idóneas entre los réptiles por ser realmente autónomas. Por consiguiente, si pasas un buen tiempo fuera y escoges un animal mucho más sin dependencia, probablemente sea tu mascota ideal.

En verdad, cabe nombrar que las víboras no desarrollan apego hacia la gente, con lo que vas a deber poseerlo presente si deseas tener una en el hogar. Mencionado lo anterior, con un contacto regular desde jóvenes, tienen la posibilidad de ser bastante obedientes.

Víboras No venenosas

Las víboras no venenosas son las que llamamos culebras. En varias no podemos encontrar ningún aparato inoculador de veneno, pero en otras lo tienen tan atrás en la boca, que solo tienen la posibilidad de inocularlo en las presas ahora introducidas en su cavidad bucal.

Estas víboras no son peligrosas, comunmente escapan del hombre y en el caso de que te muerdan solo tienen la posibilidad de ocasionar afecciones si la herida se inficiona.

Deja un comentario