que monos se pueden tener como mascotas en españa

Al decidirse por la adopción de especies como estas, es conveniente apelar al los pies en el suelo. Por bastante decanto que poseas y la curiosidad de que te ocasionen estos monos, poseerlo como mascotas pone bajo riesgo la salud y el avance del animal y esto implicaría peligro para todos.

Otro tema, a estimar es las patologías zoonóticas que el mono transmite a los humanos, sin dejar de nombrar que una patología frecuente para el humano como un resfriado o una gripe puede poner en una situación comprometedora la salud del mono.

Son animales salvajes

Para adoptar un mono en los límites legales se efectuará por medio de viveros completamente regulados y siempre y cuando el animal haya nativo de cautividad. Si lo adquirimos mediante cualquier otra vía, vamos a estar transgrediendo las reglas.

El mono es un animal puramente salvaje que no está habituado a vivir en interiores. De ahí que, si bien lo hayamos comprado de manera legal, no es conveniente tener a este animal como mascota.

¿Es viable tener un chimpancé como mascota?

En esta ocasión la novedad estuvo en Oregón. ¿Pero está contraindicado tenerlos como mascota? Al menos en España no. Si tienes los privilegios de núcleo zoológico y un chimpancé que va a llegar antes del 86, en el momento en que el Estado se unió al convenio en todo el mundo CITES, entonces tienes vía libre. De ahí que, proseguimos encontrando casos de chimpancés a cargo de particulares en España.

Pero hay un caso que crea un antecedente: Reino Unido, es el primer país en prohibir a los monos mascotas. Muchas de estas mascotas son víctimas del tráfico ilegal y su demanda, ayuda a que cerca del 70% de las especies de primates estén conminadas o en riesgo de extinción.

¿Por qué razón se llevaron a España como mascotas?

Se llevaron a España para ser vendidos como mascotas y después fueron liberados. En este momento hay colonias en distintas comunidades autónomas del norte de España donde no hay predadores que les hagan frente y, por consiguiente, no hay un equilibrio entre especies que precisan los ecosistemas.

Otros como las cotorras argentinas desplazan especies aladas de la tierra como gorriones y palomas. Asimismo hay animales exóticos que tienen la posibilidad de romper cultivos y arruinar sistemas de riego. Muchas de las mascotas exóticas que en este momento son ilegales entraron en este país para su comercialización.

A pesar de que los monos y los humanos somos primates, hay enormes diferencias en lo que se refiere a la comunicación.

Según comentan los especialistas, ciertos primates acostumbran a interpretar las maneras de comunicación no verbal, por poner un ejemplo el contacto visual directo o la sonrisa, tal y como si fuesen hábitos amenazadores, con lo que logren contestar violentamente.

Deja un comentario