porque el dalmata es la mascota de los bomberos

En esta entrada deseo rendir un pequeño homenaje a un compañero de fatigas que a lo largo de décadas ha prestado servicio en nuestras filas y del que solamente se conoce y charla en la actualidad; y que, bajo mi punto de vista, merece tener un puesto de honor en nuestra historia.

https://cdn.patchcdn.com

Especificaciones del perro dálmata

Más allá de que, ahora está raza no presta lo mismo servicio de bombero como en los siglos XVIII y XIX, estos prosiguen estando completados para acompañar y en ciertos casos trabajar como rescatistas. Para comprender por qué razón los dálmatas son perros bomberos y que los hace capaces para esto, observemos las próximas especificaciones propias de la raza:

Al nacer son casi blancos y al ir medrando, precisamente por año de vida , empiezan a conocer las máculas negras especificaciones de esta raza. Un aspecto especial de ellos, que de pronto no sea esencial para salvar o ser guardianes, pero es una singularidad de la raza.

Compañeros de incendio

Entre las tareas mucho más apreciadas de los dálmatas para los bomberos era su capacidad para abrir paso a los vehículos bomba mientras que se dirigían a los incendios. Ciertamente, al correr enfrente y atrás de sus carruajes, los perros podían resguardar a los espantadizos caballos que en ocasiones se atemorizaban frente la existencia de otro perro o animal sendero al incendio. De esta forma dejaban a los bomberos eludir perder minutos importantes con rumbo a la urgencia.

Por su agilidad y resistencia física, los dálmatas hacían un enorme trabajo para los bomberos al correr enormes distancias al lado de sus carruajes.

Los perros dálmatas no son violentos

Los perros dálmatas han de ser entrenados desde perros chiquitos, por el hecho de que si no reciben una aceptable educación tienen la posibilidad de transformarse en perros traviesos y complicados, pero no beligerantes, varios piensan que, por ser un enorme perro guardián, el dálmata es belicoso con otros perros, pero si se socializa apropiadamente desde cachorro, no va a haber ningún inconveniente.

Promesa de vida: diez a 13 años

El Dalmata, un perro feliz y enérgico

El dálmata vive contento con la compañía, así sea con su familia humana con otros animales. A esta raza le agrada acompañar a la familia en todas y cada una partes. Los dueños piensan a este perro un compañero maleable y interesante, siempre y cuando se sostenga ocupado.

No obstante, en instantes de tensión en la familia, el dálmata elige aislarse. Su personalidad asimismo influye en el género de educación que tienen que recibir, puesto que estos perros argumentan bastante superior a los encomios y recompensas cariñosas que a un rigor elevado.

Deja un comentario