las mascotas deben ser tratadas como miembros de la familia

Esta vez deseamos hacernos eco de un trabajo de investigación hecho últimamente en España que revela los gigantes vínculos sentimentales que llegan a establecerse con las mascotas.

Una tercer parte los españoles (31%) considera a su perro o gato más esencial que sus amigos y el 71% admite que se comunica de forma regular con la mascota. Se revela que la mascota juega un considerable papel en el núcleo familiar y que ocupa entre los primeros puestos en la vida sentimental de sus dueños. La opinión mayoritaria (76%) es que las mascotas han de ser tratadas como integrante mucho más de la familia.

Una identificación oficial de las mascotas para una mejor protección

Las ediciones legales establecen la necesidad de que cada mascota cuente con una identificación oficial. Esto piensa hacer un registro de todos y cada uno de los animales de compañía a fin de que se logre hallar a su dueño y preguntar toda la información sobre las vacunas o tratamientos que haya recibido. De esta manera, se resguarda a los animales en las situaciones de pérdida, pero asimismo de castigo y abandono, identificando instantaneamente al dueño. Por ahora, tienen que concretarse los datos del desempeño de esta identificación, que sería obligatoria y complementaria al microchip.

Recuerda:

¿Por qué razón es malo humanizar a un perro o un gato?

En el momento en que las mascotas acompañan a personas muy solitarias, las posibilidades de que brote un afán por interpretar de una forma sensible mucho más humana las reacciones del animal son mayores.

Como ahora hemos dicho antes, una cosa es querer a tu mascota y otra, muy distinta, es irrespetar su esencia animal y trastocar su planeta. La gente que defienden los derechos de los animales ven en este tema de la humanización de mascotas otro modelo de castigo.

“Me admite como soy”

Otra de las especificaciones que hacen los perros destacables, es que adoran a sus dueños en las buenas y en las malas y se quedan a su lado sin importar un mínimo las situaciones. Según con Distritos, la ciencia demostró que los propios neurotransmisores y feromonas que se generan a lo largo de una relación de progenitores y también hijos o de pareja son las que se desarrollan en el momento en que charlamos o pensamos en nuestra mascota.

“Los animales son una compañía que no evalúa y que verdaderamente es incondicional. En todos las clases de relaciones se estima algo de nosotros, pero los animales no aguardan nada, buenos premios y atención, pero es mucho más simple conformar un vínculo con un ser que entendemos que jamás nos recriminará para llegar tarde del trabajo”, añade.

“Mi perro/gato es mucho más que una mascota: es un integrante de mi familia”

Bien sea que la vivienda esté formado por una pareja (del mismo sexo o heterosexual), con o sin hijos, por personas solteras, por familiares de distintas generaciones o por un conjunto comunitario de convivencia, las mascotas comúnmente tienen un lugar muy particular. Por el momento no se consideran como animales familiares o de trabajo, sino habitualmente se conciben como integrantes de la familia.

Por consiguiente, el link que establecen los dueños con sus mascotas tiene elementos cariñosos esenciales y el sitio que llenan en la vida de la gente se semeja al de un hijo, un hermano o un óptimo amigo. Varios dueños de mascotas hablan de que la pasan bien cuidando de su mascota, distribuyendo tiempo con ella, acariciándola, hablándole y también interaccionando con ella.

Deja un comentario