la llegada de un bebe a una familia con mascotas

La llegada de un nuevo integrante a casa piensa una exclusiva situación para la familia y más que nada para nuestros perros. Instantes positivos vividos con mucha ilusión, instantes de comunicar juntos, alegría, pero asimismo instantes de nervios, indecisión, asambleas familiares… que acarrean una enorme carga sensible. Esto tiene una consecuencia que, a veces, pasa inadvertida: el agobio para todos, humanos y animales.

¿Pero es este agobio quizás negativo? ¿Qué es precisamente? ¿De qué manera puedo advertirlo?

Introdúcese en New Baby to Your Pet

Su hijo debe ver que se expondrá o socializará con los pequeños, que debe adivinar en el momento en que se reacte a la novedosa llegada . If they había previously interactes s children and exhibited signos de fear, stress, or aggresion, work with veterinary behaviorist a ases la situación leading up to den you bring your baby home.

Preparing for New Arrival

¿De qué forma se muestra un bebé con una mascota?

Siempre y en todo momento hay que estimar como fundamental, si bien parezca evidente, tener el suficiente tiempo, tal como el precaución preciso para ingresar a la mascota con el bebé de una manera lenta y cuidadosísima, esto es, por el hecho de que jamás se conoce, como un perro o gato, (aun el más destacable y mucho más entrenado animal de compañía), logre reaccionar frente a una situación de esa naturaleza; de ahí que siempre y en todo momento debe anteponerse como prioritario el confort y precaución del bebé, eludiendo, en todo instante, cualquier cosa que logre poner la mascota en una situación que la descontrole.

Por consiguiente, tienen que presentarse de manera lenta, cautelosa y, siempre y en todo momento con 2 personas, predominantemente los progenitores.

tortuga

Organizaciones como la American Society for Prevention of Cruelty to Animal (ASPACA), sugiere que esta presentación sea con un individuo cuidando al bebé nuevo y otra persona cogiendo la mascota por la correa, para aceptar arrimarse a saber al bebé y dejar que lo olfatee unos segundos para después solicitarle que se retire, si lo realiza, premia a la mascota, (en el caso de cómplices caninos, premialo con NUPEC Training) de esta forma, la mascota va a poder relacionar vivencias positivas con el bebé.

Corrobora todas y cada una de las relaciones

No tienes que dejar jamás a tu bebé o niño pequeño sin supervisión con una mascota, con independencia de su temperamento, puesto que varias cosas tienen la posibilidad de salir mal. Tu nuevo bebé e inclusive tu mascota podrían hacerse daño.

Conque corrobora cada interacción. Debes intervenir en el momento en que sea preciso y ofrecer espacio a tu gato o perro. La convivencia obligada puede ser amenazante, ocasionando rasguños y mordeduras. Los expertos proponen sostener a tu perro con una correa corta, cuando menos a lo largo de unos días, mientras que se familiariza por vez primera con el nuevo bebé.

Deja un comentario