estudio sobre mirar a los ojos a tu mascota

La retina, que cubre la parte posterior interna del globo ocular, tiene dentro conos y bastones, 2 géneros de células sensibles a la luz. Los conos dan percepción del color y visión descriptiva, al tiempo que los bastones advierten el movimiento y son sensibles a la luz baja.

Los perros tienen retinas pobladas en la mayoría de los casos por conos, ven mejor en la obscuridad que los humanos, y su visión está orientada al movimiento. No obstante, ya que solo tienen la décima una parte de la concentración de conos que los humanos, los perros no perciben los colores exactamente la misma nosotros.

En conclusión, si el perro te mira fijamente a los ojos puede representar:

  • Una exhibe de amor.
  • seguramente te desee soliciar algo.
  • Si hablamos de un perro callejero o que no conoces de nada, y la mirada le acompañan otros movimientos como el pelo erizado y las orejas hacia atrás, probablemente esté en alarma (en frente de lo irreconocible) y esté presto a agredir.

Las relaciones humano-perro positivas reducen las hormonas del agobio

Se ha visto que las relaciones humano-perro positivas bajan los escenarios de cortisol y también acrecientan los de oxitocina , no solo los humanos sino más bien asimismo en los perros”, afirma Marta Borgi, coautora del estudio en 2016 en Frontiers in Psychology y también investigación en el Centro de las Ciencias del Accionar y Salud Mental, Istituto Superiore di Sanità, Roma, Italia.

“El próximo paso sería examinar mejor qué especificaciones del nudo humano-animal chocan mucho más en el confort animal, y el papel que desempeña el sistema de oxitocina y otros procesos fisiológicos.

En el momento en que tener un perro implicaba subsistir mejor como clase

Edward Osborne Wilson es un entomólogo y biólogo estadounidense popular por haber acuñado el término “biofilia”. Esta palabra define este amor por todo lo vivo y que, por norma general, experimentamos la mayor parte de personas que amamos a los animales. Según este científico, la afinidad que establecemos con nuestras mascotas tiene su origen en los primeros periodos evolutivos de nuestra clase.

  • Al ver a los ojos un animal sube de manera inconsciente hacia nosotros un anclaje sensible y genético. El hombre estableció un género de vinculación muy íntima con algunos géneros de animales, siendo el perro, entre los mucho más importantes en aquellas temporadas recónditas, en donde nuestra máxima prioridad era subsistir.

¿Y el movimiento?

En la situacion del movimiento, los ojos de los perros son buenísimos en su detección, aun a distancia. Además de esto, tienen la aptitud de distinguir mucho más imágenes por segundo que nosotros, algo que resalta en la visión de los perros.

La distinción del color en los animales está cierta por la composición del ojo. Particularmente, por la existencia de fotorreceptores (de tipos conos) en la retina. Estos son los que tienen los pigmentos sensibles a las longitudes de onda de cada color. En los humanos, hay tres géneros de conos. Por su lado, los perros tienen 2, con lo que diríase que su visión de color es dicromática.

Deja un comentario