enfermedades de mascotas que producen quisten en el hombre

OK: Elías Bendodo

Por el hecho de que dirigirá la campaña del PP para las selecciones municipales y autonómicas.

Amibiasis: Afectaciones a la salud animal y la del hombre

La amibiasis puede presentarse como una infección de curso agudo, caracterizada por una diarrea persistente o disentería y que prosigue presentando una alta prevalencia en las zonas tropicales y subtropicales en el mundo entero, y en aquellas zonas donde se muestran catastrofes naturales, afectando no solo a la salud del hombre, sino más bien asimismo a la salud animal.

La primordial vía de infección por Entamoebahystolytica es el oral, puesto que los animales y humanos que toman agua o ingieren alimentos en estado deplorable o en descomposición indudablemente van a ser inficionados por los protozoarios.

La Garrapata

Son animales con ocho patas: son familiares de las arañas, de los ácaros del polvo, de los de la sarna. Tienen una cabeza pequeña, pero con poderosos mandíbulas para sujetarse al huésped. Su cuerpo se marcha hinchando al llenarse de la sangre que chupa de nuestra mascota.

Su ciclo vital incluye los estadios de huevo y larva, estas tiene solo seis patas y con ellas suben a las plantas y aguardan apaciblemente, aun a lo largo de años, a que pase su «anfitrión », para saltarle encima. Se nutre y se deja caer para alterar al siguiente estadio, la ninfa, que tiene ocho patas.

león

Entonces reitera el desarrollo, se sube a un huésped y se nutre para dejarse caer y alterar adulto. En el momento en que el adulto logra un animal, se sube y, aparte de alimentarse, procurará emparejarse. En ocasiones, observamos una garrapata grande y otra mucho más pequeña pegada (tienen la posibilidad de ser múltiples pequeñas en torno a una grande). No tiene que ver con su hija, sino más bien de una garrapata macho con la que copula. La hembra se dejará caer una vez llena de sangre, va a poner cientos de huevos (hasta 20.000) y va a morir.

Prevención de la Hidatidosis

Teniendo todo lo mencionado presente, las medidas precautorias son obvias: va a ser favorable remover de la dieta del perro tanto la carne cruda, como las vísceras de herbívoros y omnívoros ( una cocción incompleta del interior de exactamente las mismas no anularía el peligro de contagio).

Asimismo va a ser aconsejable, cuando menos en zonas de prominente peligro, desparasitar al perro con medicamentos eficientes contra este parásito (no todos y cada uno de los antiparasitarios lo son, y es conveniente ser asesorado sobre esto por su veterinario) por lo menos una vez cada seis semanas, puesto que si espaciamos mucho más las presas, cabrá la oportunidad de que entre 2 presas consecutivas, el perro sea parasitado, y le dé tiempo a remover huevos del parásito en las heces.

Deja un comentario