derechos y deberes de las mascotas y sus dueños

Derechos de la persona con su mascota   Toda persona está en su derecho a tener un animal o animales, en tal caso vamos a estar comentando primordialmente de un animal como mascota. Y al usar este derecho le va a hacer acreedor de otros derechos como:   – Derecho a usar este animal como envase de sus sentimientos nobles. – Derecho a usarlo para la enseñanza de valores, obligaciones, responsabilidades para los pequeños o la multitud que lo requiera. – Derecho a convivir con él por el tiempo que desee y en el sitio que desee. – Derecho a pasear con él. – Derecho a exhibirlo, presumirle a poseerlo hermoso con su solución estética. – Derecho a consentirle, mimarle e inclusive tratarle como un miembro de su familia o conjunto. – Derecho a seleccionar la clase, edad, sexo, raza, pluralidad, color, género de pelo, función zootécnica, etcétera. – Derecho a poner a trabajar al animal como vigilante, guía de ciegos, en terapias. Pero acatando sus ”derechos de todo trabajador” (salud, nutrición, cobijo, reposo, jubilación, etcétera.). Obligaciones de la persona con su mascota   Los derechos dan como contraparte la necesidad de cumplir OBLIGACIONES y la mayoria de las veces son mucho más que los derechos. Las obligaciones de un individuo (s) que tenga bajo su precaución o en propiedad en el hogar, trabajo, rincón de reposo o tráfico períodico un animal mascota o no, son: – Obligación de ofrecerle un trato de estar vivo que es con la capacidad de padecer o sentir mal. Debe respetarlo y no tratarlo como objeto. – Obligación a poseerlo hasta los últimos días del animal. No debe abandonarlo en la calle, cobijes, antirábicos, laboratorios, ni en ningún sitio donde no sea tratado con respeto y cariño. – Obligación de darle de comer según con sus peculiaridades y pretensiones, o características según la clase, edad, sexo, raza, estado fisiológico, obligación de sostenerle siempre y en todo momento agua limpia y fría. – Sostener regularmente sus recipientes, cama, juguetes, casa, etcétera. limpios y libres de contaminantes. – Obligación de sostenerlo libre de patologías y parásitos. Obligación de eludir contacto con substancias, artículos, cosas que le logren envenenar, deteriorar y/o enfermar. – Obligación de llevarlo con el Médico Veterinario a fin de que este le dé tratamientos sanadores si está enfermo o si se ha accidentado o los tratamientos precautorios (vacunaciones) si está sano y deseamos impedir que enferme. – Obligación de sostenerlo desparasitado, vacunado (con no solo la vacuna antirrábica gratis). – Obligación de no ofrecerle fármacos ni tratamientos salvo que sean precriptos por un médico veterinario. – Obligación de contemplar los costos precisos para nutrirlos, precaución médico veterinario, educación o entrenamiento, limpieza y también higiene o servicio de estética. – Mandarlo a esterilizar sería lo mucho más conveniente. – Obligación de ofrecerle una vivienda o un techo donde pasar el día y pernoctar, refugiarse de las inclemencias del tiempo, refugiarse para reposar. – Obligación de eludir que ocasione daños o afecciones a otros animales u otra gente o la propiedad de la gente. – Obligación a darle el ejercicio preciso para el avance y cuidado de la salud. Obligación de sacarlo a pasear todos y cada uno de los días si bien sea por unos minutos especialmente si vive en espacios pequeños como departamentos. – En el caso de perros, obligación de sacarlo a pasear con correa y agarrar sus excretas. – Obligación de sostenerlo limpio, en condiciones de arreglo físico que le dejen una vida plácida libre de afecciones por mugre, parásitos externos, moscas y pelos llenos de nudos y mugre. – Obligación de NO sostenerlo atado y/o cerrado a lo largo de bastante tiempo, o sin causa justificada. – Obligación de sostenerlo en rincón limpio, ventilado, libre de substancias tóxicas (limpiadores, cloro, limpiadores, pino, fármacos, basura, insecticidas, etcétera), libre de materiales que logren ocasionarle daño, con un espacio hasta donde le deje las opciones de un tamaño que la mascota no deba estar echada sobre la comida o las heces y orina. – Obligación de eludir que coma basura, tierra, pasto o que tome agua del retrete (w.c.) o agua de charcos. – Obligación de no hacerle luchar con sus congéneres o con otros animales por diversión o por hacer dinero o permisos. – Obligación de no tener una mascota solo por proseguir una moda (películas, comerciales, gacetas, etcétera.) o pues tienen familiares o vecinos. – Obligación de colocarles una identificación (placa) a fin de que en el caso de pérdida el animal logre ser devuelto a su casa y no finalice como animal callejero. – Obligación de NO obsequiar animales sin preguntar a quien lo va a recibir y que esa persona o sus progenitores den su aprobación. – Obligación de dedicarle tiempo cada día a lo largo de toda la vida.

 

Deberes de identificación y censo de los perros

Los dueños o poseedores de perros tienen que censarlos en el Municipio del ayuntamiento donde radiquen frecuentemente, en el período máximo de tres meses a contar desde la fecha de nacimiento o de adquisición.

El animal debe llevar siempre su identificación censal, de manera permanente. Esta se efectuará obligatoriamente por uno de los próximos sistemas, que se adaptarán en cualquier caso a la normativa de la Unión Europea:

Tinencia de mascotas: la normativa

En el caso de que un comité prohíba la tenencia de mascotas los vecinos que se vean damnificados a estas limitaciones tienen la posibilidad de pedir una reunión excepcional y según con el reglamento pedir el cambio por 2/3 de la votación (en dependencia de lo estipulado en el escrito).

José Manuel Figueroa asimismo letrado y especialista en temas de copropiedad destaca que “cualquier copropietario puede dirigirse al juzgado de policía local y realizar una demanda contra el dueño del animal”.

Inscripción en el registro censal

Los municipios tienen un censo de animales familiares, en el que habrá de ser anotada la mascota. Estos datos tienen que hallarse asimismo actualizados y va a deber estar comunicado caso de que haya una baja por muerte.

Los dueños de perros de etnias clasificadas como probablemente peligrosas (PPP) precisarán gestionar una licencia administrativa para su tenencia. Está requerida para lograr pasear al animal y ha de ser renovada cada cinco años. Además, es obligación tener un seguro de compromiso civil.

¡Deseo adoptar una mascota!

Llevar a casa un perro o gato puede ser entre las resoluciones mucho más lindas y también esenciales que tomes en tu vida. Toma en cuenta que cuidar a un animal de forma saludable y respetuosa tiene la posibilidad de tener consecuencias muy positivas en la educación de tus hijos, ayudándoles a ser compasivos, en compromiso y socializar mejor.

Para ti, como persona adulta, tener la existencia de un animal de compañía en el hogar asimismo tiene la posibilidad de tener muy excelente resultados. Un perro podría motivarte a llevar una vida mucho más activa, por poner un ejemplo, y recibir el cariño de una mascota, tal como tener la compañía contribuye a aumentar tu buen humor, reducir el aburrimiento o la sensación de soledad .

Deja un comentario