cuantas mascotas se pueden tener en una casa en galicia

En el momento en que los animales llegan al cobijo los trabajadores están con 2 opciones: que tengan microchip o no. «Si tienen microchip lleva por nombre a los números de teléfono. Se procura a lo largo de un par de días. Si no hay contestación, es requisito mandar una notificación postal con acuse de recibo a la dirección que figura en el microchip. Si en diez días no responde, el animal comenzará a considerarse descuidado. Siempre y en todo momento se ratifica sacando un BOE al número de este DNI informando de que el animal está aquí y tiene diez días para venir», señala Yadira. Resumiendo, el animal queda «negado» en el cobijo sobre un mes antes de poder darlo en adopción.

¿Qué sucede si no posee microchip? Queda diez días negado por si acaso hace aparición el dueño, según la Ley de protección animal. Pasado este período, queda libre para su adopción.

Pontevedra

Hotel O’Pazo, Vigo. Fotografía: Booking

La provincia de Pontevedra agrupa varios de los sitios mucho más turísticos de toda Galicia, quizás por tal razón hay un elevado número de hospedajes que aceptan mascotas sin ningún género de coste agregada o abonando un suplemento mínimo por su estancia. Todas y cada una estas localidades pontevedresas proponen al turista lo destacado de la naturaleza, el contraste entre los panoramas de mar y montaña; promociones de cultura, patrimonio histórico y una insuperable gastronomía gallega. Al fin y al cabo, el ambiente idóneo para gozarlo en compañía de la mascota.

Prohibiciones genéricas

La ley gallega prohíbe estas formas de proceder con relación a los animales de compañía:

El castigo a los animales, comprendido como cualquier conducta (salvo caso) mayor) que ocasione directa o de forma indirecta al animal mal, sufrimientos o daños eludibles, tanto físicos como psíquicos, o la desaparición, sea por acción u omisión dolosa o negligente.

Qué afirma la novedosa ley de animales sobre la tauromaquia y los perros de caza

Sobre los animales en espectáculos, Torres ha recordado que existen muchos ahora regulados por las reglas autonómicas, si bien sí apuntó que esta ley regulará de manera «rigurosa» romerías, procesiones y otros actos del estilo en el que forman parte animales. Según explicó, se trabajó con institutos de veterinarios para saber una restricción de temperatura, edad u otras caracteristicas desde los cuales en animal no va a poder entrar a esta labor.

Lo que no se incluye en la novedosa Ley de Confort Animal es la tauromaquia por ser «prácticos», según indicó Torres. Si bien admite que esta posición puede conducir a críticas, el directivo general piensa que es «preciso sacar una aceptable ley como esta» que supone «mucho más de 35 millones de animales» y eludir que su aprobación «logre ser ralentizada» y no llegue antes de finalizar la legislatura.

Cartilla veterinaria con las vacunas cada día

  • Que el perro sea conducido por la única persona autorizada (fundamental)
  • Que el perro lleve bozal. Más que nada para trasmitir seguridad, calma y respeto por el resto.
  • Que el perro vaya atado con una correa que no pase los 2 metros de longitud.

En fincas privadas, los perros van a poder estar sueltos siempre y cuando las parcelas estén provistas con los cerramientos correctos para eludir que el perro logre salir. De lo contrario, los animales continuarán atados o dentro de instalaciones habilitadas al efecto.

Deja un comentario