como tratar la muerte de una mascota con los niños

‘Peque y yo’ (editorial Nubeocho) es un libro que asiste para los pequeños a combatir la pérdida de la mascota familiar. Su autora es la autora infantil y sicóloga, Alicia Acosta y tiene ilustraciones en acuarela de Mercé Galì, afirma 20 Minutos.

«En el momento en que mi perro Petit murió, todos en el hogar nos hayamos puesto tristes. Al día después, una nube comenzó a proseguirme en todas y cada una partes, me entró jabón en los ojos y un pulpo me cogió realmente fuerte del corazón».

El desafío para las mascotas

Las mascotas tienen la posibilidad de ser de especies muy distintas. De ahí que, no todas y cada una ocasionan exactamente el mismo encontronazo en el momento en que mueren. En la mayoría de los casos, las que dan escasas relaciones –peces, tortugas y anfibios, o mascotas exóticas como tarántulas y víboras– son las que desarrollan menos encontronazo, si bien esta clase no tienden a ser las escogidas por los mucho más pequeños.

Dado que un niño se expanda al lado de una mascota tiene bastantes provecho. Lo frecuente es que, exactamente la misma los mayores, el niño se vea unido de alguna manera a su mascota. Es frecuente que los pequeños y sus mascotas compartan ocupaciones, eminentemente tratándose de perros y gatos, si bien hoy día asimismo son usuales los hámsteres, ratones, hurones y conejos. En la mayoría de los casos, el niño procura integrar a la mascota en sus juegos.

¿Cuándo es buen instante para una exclusiva mascota?

Todos y cada uno de los duelos no son iguales en intensidad y duración. De ahí que, los progenitores deberían involucrar a sus hijos en la resolución de integrar en algún instante un nuevo animal en la vida familiar. Esto puede ser semanas o meses tras la desaparición de la previo.

Te puede atraer: https://www.revistaamiga.com/como-tratar-lesiones-tajantes-en-las-patas-de-los-perros/

Lee con tu hijo para asistirle a sobrepasar la desaparición de su mascota

Existen muchos cuentos infantiles que abordan la desaparición de un familiar o una mascota, como “En tu corazón” de Sumara Marletta Guimbra. Tómate el tiempo de leer alguna narración acerca de el desafío con tu pequeño y charla sobre esto.

A ciertos pequeños les cuesta probar el mal que sienten. Conviértete en su catalizador, permitiéndote probar que la pérdida te afectó. Enseña a tu hijo que estar triste está bien, que es habitual y que extrañar a un individuo cercano no posee nada malo.

Deja un comentario