como saber si tu mujer folla con tu mascota

Todo cuanto me han explicado en internet . De Martina: Con mi marido adquirimos un joven macho de raza Rottweiller para no estar sola en el momento en que él se marcha al mar, es marino mercante y se ausenta por meses. Juntos lo entrenamos a fin de que me montara, él aprendió de forma rápida. En el momento en que mi marido vuelve a casa, los primeros días debe reposar en la habitación para convidados, puesto que él no le deja arrimarse a mí. Él tiene su ubicación en mi cama. Sabe precisamente cuándo estoy entretenida y necesito que me monte y yo sé precisamente cuándo puedo hacerle una bonita felación, algo que me chifla tanto como a él. Puedo mencionar que me agrada mucho más que mi marido. Hay ocasiones en las que pienso que nuestro perro es mi auténtico marido. Él siempre y en todo momento está ahí para mí. Lo que mucho más me agrada es en el momento en que me despierto de madrugada con él lamiéndome el coño mientras que estoy todavía dormida, me despierto con mi pelvis levantada hacia su áspera lengua. Mi marido jamás hizo algo similar. Lo deseo frente todo en el planeta. +++++ De Nancy: No sé si existen muchas mujeres que lo hacen. Fue para mí una al azar. Nuestro perro siempre y en todo momento me brincaba encima y yo no sabía porqué, pensé, ¿qué le pasa? Un día lo hallé con su gigantesca cosa fuera de su funda. Solamente lo vi supe que debía tocarlo. No podía quitármelo de la cabeza. Comencé a masturbarlo. Entonces me masturbaba con él. Un día me brincó a la espalda y dije ¿Por qué razón no? Desde ese momento lo hacemos prácticamente todos los días. +++++ De Josefina: Tengo un Golden Retriver, no tengo hijos y estoy divorciada. Comunmente dejo la puerta del baño clausurada en el momento en que me ducho. Una vez quedó abierta. En el momento en que terminé de bañarme vi que mi perro había entrado en el baño y se encontraba tumbado bajo el lavatorio, no le di mucho más relevancia. Acabé de secarme y salí absolutamente desviste, el vino a olfatear mi entrepierna y lamió mis sensibles labios enormes. Me enojé y le amedrenté. Pero su lengua me impactó. La noche siguiente que debía bañarme otra vez, antes de llevarlo a cabo me senté en mi computador y Googleé orgasmo en más de una ocasión solo con su idioma. La noche consecutiva volví a repetirlo, pero en esta ocasión puse unas bragas en las patas y las sujeté con cinta adhesiva, entonces me puse a 4 patas para él. Fue sencillamente GENIAL!! Desde ese momento lo dejo llevarlo a cabo todas y cada una de las ocasiones que desea y asimismo en el momento en que yo deseo, no pienso que lo voy a dejar de realizar en el momento en que vuelva a tener un hombre. +++++ De Raquel: De forma frecuente debo cuidar de los hijos de mi hermana, los recojo desde la escuela y la guardería. Ella tiene 2 perros machos, uno siempre y en todo momento se ha entusiasmado en mí y también procura meterse entre las piernas o trata de tener sexo mi pierna en el momento en que estoy sentada en el sofá. En el momento en que se encontraba muy ardiente, cogí el consolador de mi hermana y me encerré en el baño con él. Mientras que me daba exitación con el juguete, él lamía mi coño. Cuanto mucho más lamía, mucho más entretenida yo me ponía. No sé exactamente en qué instante se me ocurrió meterme a 4 patas y él me penetró. La sensación de su entera pija en mí mientras que su nudo medraba y medraba, fue sencillamente divina. Me amedrenté bastante en el momento en que se corrió en mí y después no podía despegarme. Me tuvo atada durante más de veinte minutos. Yo sabía que cualquier ocasión podía devolver a mi hermana y me desesperé. Desde ese momento lo dejo follarme, pero cuido bastante que su nudo no vuelva a atascarse en mí y me corro con su lengua. +++++ De Alicia: Hace un buen tiempo que practico sexo con mi perro, nada superior que ser follada por un macho dominante. Entregarse a esta cruda lujuria animal es excelente. Además de esto, tengo pareja y mi pareja me folla antes o después, aun en ocasiones antes y después. Me chifla. +++++ De José Miguel: Me agrada tener sexo tu coño enfrente del macho, él viene y lame tu coño y mi verga. Una vez que eyaculo en tu sorbo, él te monta y te sepulta su nudo, entonces te regresa a atestar de semen. Me agrada que te tengamos la posibilidad ofrecer muchos clímax, él te folla sin restricción y te transporta al clímax constantemente. Eres tan estupendamente ardiente y sensible. +++++ De Maria: Por pura al azar una vez me hallé un lugar en la página web donde perros agradaría entender a mucho más gente como yo y poder comunicar mis experiencias. +++++ De Teresa: Es esencial que, al tener sexo con el perro macho, su pija esté en el coño, su nudo asimismo debe penetrarte. Entonces se seguidor y se traba en ti. Ningún hombre puede llevar a cabo algo similar. Él perro macho anudará tu coño por largo rato, especialmente si eres angosta, a lo largo de este tiempo prueba a divertirse con tu clítoris. Asimismo es satisfactorio si tienes un tapón en tu ano. Una vez que él te folla tú proseguirás ardiente y volverás a llevarlo a cabo. Me sucede de esta forma. Si él no puede mucho más acabo masturbándome con mi consolador. Yo tengo mucho más de sesenta años y es extraño que logre localizar a un hombre que me folle con el entusiasmo con el que me folla mi perro. +++++ De Juan: Una mujer entretenida y mal follada, es mucho más proclive a dejarse tener sexo por un perro macho. Asimismo lo gozará oralmente, vaginal y analmente. Le gustarán todas y cada una estas vivencias. Al menos esto me ha ocurrido con mi mujer y mi perro. +++++ De María: Como es natural he leído bastante sobre bestialidad, hay tradicionales como Leda con el cisne, si bien de todos modos no me semeja posible. Pero me semeja una solución buenísima, pero el macho ha de estar limpio y bien arreglado. Su pene es muy sensible y no solo hay que chupetearlo tras tener sexo, sino más bien asimismo hay que lavarlo realmente bien. La higiene importa. +++++ De Gladys: Para iniciar es requisito tener un perro bien entrenado y habituado al sexo, por enfrente y por detrás. Es excelente en el momento en que él te toma al perro y sientes su lengua en tu pelo o cuello y su pija colosal hinchándose en tu coño. Da igual si eres gordita o delgada, joven o vieja, bonita o fea, blanca o negra, él te follará y te va a dar todo, su pija va a entrar en ti y allí se va a quedar por un buen tiempo. +++++ De Mauricio: Siempre y en todo momento tuvimos un perro desde el momento en que tengo empleo de razón, siempre y en todo momento un perro macho. Al comienzo a mi mujer le fastidiaba que el perro le metiese la nariz en la entrepierna toda vez que llegaba del trabajo Se metiese la nariz en la entrepierna toda vez que llegaba del trabajo. Se sentía abochornada. Un día le dije que lo olía pues seguro olía realmente bien, que le dejase llevarlo a cabo, ella se quitó las bragas y le dejo olerlas, el perro comenzó a chupetearlas y ella quedó impresionada. Nuestro perro siempre y en todo momento está próximo en el momento en que follamos y nos lame a los dos, en especial a mi mujer una vez que me corro en ella, cuenta con novedosos clímax así. Mi mujer jamás ha follado con nuestro perro y no desea llevarlo a cabo. +++++ De Javiera: Pienso que sencillamente es un tema tabú y no muy anunciado por el hecho de que no está tolerado. Tengo una amiga que se divorció hace cinco años, tiene un Dálmata. Son un solo corazón y solo una alma. Naturalmente que duerme con él. Siempre y en todo momento tiene la nariz en su entrepierna y ella dejo de emplear bragas. Somos de seguridad y lo hizo aun en el momento en que estoy de visita con ella. A mí no me molesta, pero quizás otros sí. Es muy excitante verla de esta manera, lo reconozco. Y por la manera en que ella se comporta ha de ser como el cielo en la tierra. Una vez me dejé seducir a fin de que me litara y debo decir que fue verdaderamente abrumador, tuve un orgasmo múltiple, algo que jamás antes había tenido y me costó bastante recobrarme. +++++ De Verónica: Una vez en una excursión, me aparté del conjunto y me perdí. Comenzó a llover y me hallé con un hombre con su perro pastor alemán, se encontraba muy mojada. El hombre me miró de arriba abajo y solo me ha dicho, “ponte a 4 patas”, impresionantemente no me amedrenté y lo hice. El perro se vino tras mí y comenzó a olisquear mis orificios, entonces oí su lengua que me logró excitar, no sé de qué manera salto sobre mí y comenzó a follarme como un rayo, a una agilidad increíble, se encontraba tan mojada que su pija entró de manera fácil en mí. Me follaba tan fuerte que no podía reprimir a mis gemidos. Llovía y llovía, pero el amado perro empujaba mucho más fuerte y veloz. Se detuvo de súbito y aprecié de qué forma su esperma ardiente chorreaba en mi vagina, llama en toma a una lujuria increíble. Al cabo del rato su pija se deslizó fuera de mí. El hombre me ayudo a pararme y después me acompaño al ubicación donde acampábamos, entonces desapareció y jamás lo volví a conocer. +++++ De Antonio: No sé si existen muchas mujeres que lo hacen, pero mi ex- tenía esa predilección y yo se encontraba feliz de asistirla. Por el hecho de que el perro empezaba de forma lenta mientras que procuraba meter su poronga en ella, después se desencadenaba y lo hacía realmente fuerte y veloz, frecuentemente debí sostener las piernas por el hecho de que el perro le empujaba y bombeaba realmente fuerte, en el momento en que él le metía su nudo ella chillaba y mordía mi brazo y se sacudía y estremecía su cuerpo, debo aceptarlo, ningún hombre podría ofrecerle un orgasmo de esa forma. Yo mientras que le acariciaba los senos. Se veía tan ardiente que frecuentemente sacaba mi pija y ella me lo chupaba. Desde el instante en que nos distanciamos no he vuelto a conseguir a otra mujer igual. +++++ De Berta: Verdaderamente no sabría decir lo que hacen muchas mujeres con sus perros. Lo que sí puedo decirte es que yo me cojo nuestro pastor alemán muy de forma frecuente. ¿De qué forma ocurrió esto? Tengo veintinueve años, soy alegremente casada con un hombre inusual ya hace cinco años. Él adquirió el perro, de cachorro era una motita adorable de pelos y medró. Por año y medio comenzó a procurar meterse entre mis piernas ahora tener sexo todo cuanto se le ponía por enfrente. Soy una mujer joven, llena de vida, delgada, me depilo comunmente y con 2 enormes lolas, asimismo tan ardiente como nuestro perro. Exactamente la misma yo, mi marido es un volcán. De todos modos, no precisaba el perro, pero una vez dejé que él me echase el coño y lo hallé fantástico. En el momento en que se lo conté a mi marido, él me ha dicho: ¿Y no lo dejaste a conocer si iba mucho más allí? Se levantó y fue a buscar a nuestro perro, en el instante abrí las piernas y lo aguardé a la orilla de la cama completamente desviste, el perro solamente me vio se abalanzó entre las piernas y comenzó a chupetearme fuertemente insólita. Tras un rato él se paró apoyado sobre la cama, miré y vi que su pija había salido medianamente de su vientre, de a poco fui bajando mi coño hasta tocar el pene y le oí desplazar -se cerca de mi coño, de súbito su pija me penetró intensamente, nuestro perro me se encontraba teniendo sexo enfrente de mi marido. Los empujones eran muy violentos y veloces, en el improviso sentí tal y como si mi coño empezara a estirarse. ¿Qué es esto? Le pregunte un tanto agobiada a mi marido, él miro entre las piernas y después ha dicho “Termina de mover su enorme bola en ti” en este momento te está teniendo sexo tal y como si fueses su perra. Me sentí conectada con la esencia animal de nuestro perro, lo cogí del pelo y lo tumbé mucho más adentro de mí. Era como un martillo picado y su poronga jamás terminaba de medrar. Intento arrastrarme, pero yo le sujeté estable, entonces aquello ardiente que se encontraba en mí explotó y comenzó a rociar al de adentro de mi coño. En este momento sí me sentía como una perra. Su leche se derramó toda en mí y no se perdía no una gota con el tapón de carne que él me tenía dentro. Tras un largo rato y un sinfín de clímax, me sacó con un resbalón su rojizo. Yo agobiada por su arnés me acosté bajo su vientre y comencé a relamer y sorber los chorritos que salían de su pene como sediento de su leche que en mi boca se sentía muy ardiente. A todo lo mencionado mi marido se había puesto junto a mí a tocar mi sorbo, yo estaría y cerraba las piernas oyendo sus dedos que resbalaban en mi coño empapado y recién follada, sus dedos chapoteaban en el charco de semen en el que se había transformado mi concha que exudaba sin cesar la leche de mi apasionado peludo. Fue fantástico de qué manera mi marido me acompaño a lo largo de la ardiente follada con nuestro pastor. Agradecida le tiré hacia mí, le besé con mi boca a gusto de pija de perro y le murmuré al oído “Ven a tener sexo mi coño de perra”, en este momento necesito a un hombre. Desde ese momento los agarres con nuestro pastor son recurrentes, horas y horas de cachondeo. Nuestro pastor ahora sabe de qué, si yo abro las piernas, lo tiene vía libre para llevar a cabo lo que le apetezca. +++++ De Mary Tere: Ayer estuve con mi vecino y su Pastor Alemán, Toqui, ya hace rato que nos comprendemos y lo comparte mi adicción al pene canino, conque me fui a su casa . Yo deseaba bañarme, pero él mencionó que quizás sería mejor dejar ingresar al perro en este momento antes de bañarme y con mis aromas y sabores naturales íntegros. Él tiene un sótano bastante cómodo y agradable, hay un baño, un extenso sofá, un TV plasma enorme y un colchón sobre una tarima de madera. Me indico de arrodillarme sobre el colchón, plegarme hacia enfrente apoyándome en mis codos y alzar mi trasero lo mucho más prominente viable arqueando mis espaldas. Toqui corrió hacia detrás en el momento en que me vio en esa situación y comenzó a olisquear mi trasero y mi coño muy excitado. Mi vecino mencionó que me desvistiera, mientras que lo hacía, Toqui ingresó su hocico entre mis nalgas y lamió mi rendija desde atrás. Quedé desviste, el perro procuraba saltar sobre mí, mi vecino me mencionó que le acariciase la poronga al perro y si me atrevía, que me lo llevara a la boca te lo chupa. Mi vecino asimismo se desnudó, algo que no se encontraba premeditado. Solo le vi estimular con las manos las bolas al perro mientras que yo se lo chupaba. La pija del perro se había hecho gordita y roja. Tenía un gusto que no me disgustaba, me excitaba y la chupé como desquiciada. Me viré y puse mi torso apoyando mis lolas en el colchón. El perro se encontraba tan ardiente que me cogió con sus tragas por la cintura y diestramente me empaló a su verga canina, solo que era tal su ímpetu, que me metió y sacó la bola múltiples ocasiones. Mi orgasmo fue prácticamente instantáneo y abrumador. Me estremecí de pies a cabeza ocultando mi rostro lujurioso entre mi pelo. Mi vecino tras el perro le sostuvo las patas para hacerle que se calmase mientras que su verga se encontraba entera sepultada en mi coño. Mi vecino me metió los dedos completamente sepultada en mi coño. Mi vecino me metió los dedos en el trasero, le oí gemir al tiempo que el perro. Mientras que Toqui me follaba a toda máquina, mi vecino se vino a poner enfrente de mí con su verga parada y dura, sin decirme nada me la metió en la boca, bastaron pocos segundos antes que se corriese en abudancia en mi boca. Tal y como si estuviesen ordenados, el perro comenzó a ocupar mi vientre con su esperma ardiente, el nudo se encontraba tan hinchado que ni solo una gota escapó de mi coño. Quede agobiada en el momento en que por último Toque despegue de mi sorbo. Un mar de esperma salió de mi vagina. Mi vecino me asistió a levantarme y me acompaño a la ducha, mis pasos eran dudosos y el esperma escurría por los muslos. +++++ De Manuela: Una amiga mía frecuenta dejar que su perro lo coja. Pude ver unos cuantos ocasiones y me dejé seducir para evaluar, ella me asistió a fin de que me montara bien. Si se hace bien, es una increíble experiencia. El pene del perro propiamente tal no posee nada excitante, pero en el momento en que te mete la bola y esta medra en ti. Él te domina y tú andas a su merced. Él te follará sin contemplaciones hasta bombear su semen en ti. Es siempre y en todo momento abrumador. Ningún hombre puede igualar esa sensación trascendente que te remece toda. +++++ De Martina: Evidentemente no es algo habitual, pero es diferente, mientras que lo realice de manera voluntaria y no se le fuerce ni se le lleve a cabo daño. ¿por qué razón no? Hace un buen tiempo que lo hago y no pienso que ningún hombre lame tan largo y también intensamente. Solo debo acomodarme con las piernas abiertas y disfrutarlas, aun en el momento en que estoy parado en la cocina y no tengo nada debajo, él se las arregla para lograr que me corra. En el momento en que estoy mojada él se regresa ido y su pene sale prácticamente completamente y es todo por y para mí. +++++ De Gaby: Hola, no pienso que sea algo tan excepcional. En el momento en que vi por vez primera el aspecto del pene de un perro con nudo incluido, tampoco me pareció mal, me excité. Me notifiqué de si había un consolador y lo hallé en un sex shop. En el instante lo ordené por correo. No solo parecía muy real, sino se sentía prácticamente como el original, pero solo prácticamente. En algún instante, mi hermano me dejo a su perro dos semanas mientras que él se iba de vacaciones, sin siquiera pensar lo preparé para mí ensayo. Un óptimo baño, bragas en las patas y fui pausadamente excitándolo, una frágil masturbación, le di a olfatear mi coño, dejé que acotara mi trasero, chupé su pija que había crecido mucho más que mi consolador. Me puse en 4 patas y lo dejé penetrarme. Fue intensísimo y entretenido con él. Fueron un par de semanas que volaron y prácticamente follábamos cada día +++++ De Michela: Anteriormente, asimismo escuche de una amiga que había asombrado a su macho con su pija fuera y lo sintió en sus manos. No era repulsivo. Entonces lo logró con él. Se encontraba tenuemente borracha en el momento en que lo logró la primera oportunidad. Fue excelente de principio a fin. Su nudo se posicionó presionando su punto G y enseguida comenzó a tener clímax uno tras otro hasta el momento en que él la llenó a chorro. +++++ De Sylvia: Jamás había oído charlar de determinada cosa, pero una vez lo vi en la red. Una muchacha mujer se dejaba relamer y tener sexo por un perro, sus gemidos y chillidos me excitaron tanto que me estimularon a masturbarme. Me agradaría evaluar con un perro grande seriamente, ¿es tan excelente? +++++ De Macarena: Jamás se me había ocurrido, pero en este momento cuanto mucho más lo pienso, mucho más me gusta. Adquirí la copia de un pene de perro en internet, lo comparé con mi consolador de pene de hombre, son diferentes. La manera es extraña. Como mencioné anteriormente, jamás me había ocurrido, pero en este momento que lo hice, pienso con frecuencia y me gusta evaluar uno seriamente. +++++ De Mirella: Hola, para mí, mi primera experiencia de tener sexo con un perro. Pienso que fue lo mucho más pervertido que he hecho hasta la actualidad. Al comienzo tenía temor, se encontraba un tanto recelosa y reluctante a llevarlo a cabo.

perro

Pero me notifiqué con vídeos en la red y vi a muchas chicas haciéndolo con perros machos. La penetración se veía precisamente, se sentían sus gemidos de exitación, las caras entretenidas y unas reacciones muy reales. Me interesé poco a poco más. Deseaba oír una pija de este modo en mi coño. La primera oportunidad fue intensísima y supe inmediatamente que era algo que jamás dejaría de llevarlo a cabo. Sue deslumbrante y abrumador. El día de hoy en el momento en que pienso en ello, vuelvo a mojarme. Me pareció y me prosigue pareciendo el más destacable y mucho más entretenido sexo que he tenido. +++++ De Juana María: Yo tengo un perro macho y de tanto leer me vino la curiosidad, deseé probarlo con mi Ralph. Como aconsejaban tanto la higiene, el bañe, lo lleve a las visitas al veterinario a fin de que me lo revisara y después me resolví a procurarlo. Debo decir que no fue simple. Él no probaba bastante interés en mí, alguien me mencionó que podía estar un tanto sobrepasado de peso y se fatigaba bastante después. Entonces lo puse a dieta y lo sacaba cada día a correr al parque. Lo procuraba cada día, pero nada él terminaba yendo a la cama y me daba pena incordiarle, pero no paro en mi empeño y una tarde a la vuelta de una caminata en el parque. Él como se despertó en el sexo, me aferró estable con las patas, tiene una fuerza increíble, con escasos intentos fueron suficientes y me metió su pija, solo que como su bola se realizó tan mayor y yo soy muy angosta, no hubo caso que pudiese metermela, eyaculó sobre mis nalgas, le chupé. Al día después pasó completamente, su pija entró un tanto lacia en mí y comenzó a medrar mientras que me follaba, su bola asimismo entró con determinada sencillez, pero me tuvo anudada por prácticamente una hora y en instantes creí fallecer de tanta lujuria. Fuimos progresando con el lapso de los días y el día de hoy no puedo quitármelo de encima, me folla con frecuencia. La hija de una amiga mía mencionó que deseaba evaluar y mi perro le quitó la virginidad. Descubrí que si dio un masaje en mi clítoris mientras que me tiene anudada, mis clímax se multiplican. +++++ De Katty: Me encantaría llevarlo a cabo, pero mi perro no me comprende. ¿Alguien podría darme consejo? Mi perro es un mestizo grande de color negro, sin capar. Yo le he mimado por aquí por abajo y su cosa en ocasiones sale mucha ahora ocasiones menos. Por lo menos por el momento no se amedrenta y no procura escapar ni morderme en el momento en que lo masturbo, pero no sucede solamente. Su cosa en relación se corre en abudancia, desaparece velozmente. Una vez pude meterla en la boca por un corto instante, pero se atemorizó o salió corriendo. Frecuentemente me coloco desviste y me ofrezco a él, por de esta manera decirlo, pero él no tiene una reacción en la manera en que a mi agradaría, solo me lame y huele resumidamente, entonces escapa a su cama. Lo he intentado echarlo sobre mí y nada. Lo máximo es masturbarse mientras que yo asimismo me masturbo. Por el momento no sé qué realizar con él, no desea mi coño. +++++ De Maite: Ahora he visto bastante porno de perros y me pone muy cachonda, pero no tengo un perro. Verdaderamente me encantaría probarlo, pero yo sola y sin actividad sexual con absolutamente nadie mucho más que con él. Quisiese ser lamida y follada por un perro mayor, sueño con un Rottweiller o un Pastor Alemán y me agradaría chupetearle la poronga hasta dejarle vacío. Soy de pucón De Josefina: Tengo cinco perros machos, hoy en día es un ritual fijo con ellos, mis perros me montan todos y cada uno de los días aun en el momento en que nos encontramos fuera en el patio y me sostienen bien anudada. Me chifla en el momento en que me lamen el coño y se merodeen entre ellos peleando por quien es el primero en inyectarme una abundante carga de semen. Naturalmente que tienen una jerarquía entre ellos, pero saben realmente bien quién es la cabeza. En ocasiones no se llevan realmente bien, entonces yo les ordeno y hago que se aproximen a uno al unísono. El pasado día estábamos en el patio, solamente habíamos vuelto del recorrido, el mucho más pequeño se encontraba empalmado, conque me arrodillé y lo dejé que me cogiese, los otros 4 se pusieron a mirarnos sin distorbarnos. En ocasiones los cinco vuelan ahora ocasiones solo uno, debo reaccionar en dependencia de la situación. +++++ De Rafaela: Mi perro tiene por nombre Bruno y me cubre según su estado anímico. Es fundamental que yo lo masturbio y después le deje tenerme. Además de esto, su pija es tal que vaginalmente me duele, conque lo he habituado a follarme el trasero. Solo poseemos sexo en mi dormitorio, pienso que él es tímido y vergonzoso, jamás ha exhibido su pija enfrente de otra gente. +++++ De Roberto: Todo comenzó con mi mujer tumbada en la hamaca de la terraza, en el momento en que nuestro macho se aproximó a olerle el coño y después estiro su lengua para chupetearla. Mi mujer se exaltó y le llamó muy enojada, yo le dije que se calmase y probase si le agradaba su lengua en el coño o no. Me dio del pervertido, pero abrió las piernas y también logró un lado el pantalón de su biquini. En menos de cinco minutos se se encontraba revolcando en la tumbona presa de un poderoso orgasmo. Ella le acarició su poronga hasta el momento en que le medró muy mayor, entonces se arrodilló poniendo sus pechos en la hamaca y el perro lo salto por detrás y la follo como un ido. Desde ese instante lo realiza muy de forma frecuente. +++++ De Helena: Mi vecina tiene 2 machos y los comparte conmigo. Su marido siempre y en todo momento nos asiste a la monta, así sea por enfrente o por detrás, en el momento en que su perro acaba conmigo y mi sorbo reboza de semen canino, estoy tan ardiente que como una recompensa, le dejo meterme su poronga . De Maritza: Había estado acariciando y lamiendo las pollas de mi 2 machos a lo largo de un buen tiempo y después fui mucho más allí, dejé que me lameran. Mi coño mojado no podía tener bastante de sus lenguas. Empujaban sus lenguas al orificio de mi coño que era una delicia. En el momento en que el mayor me follo por vez primera, mi orgasmo fue increíble, su nudo me sostuvo atada y hacía presión en mi punto G que prácticamente me volví desquiciada, después disparó su jugo con su fuerza dentro mío. El día de hoy estábamos en la lavandería, me miraba fielmente con cariño, no pude soportar, velozmente me subí la falda y me quité las bragas, me apoyé con las piernas abiertas en la lavadora y dejé que me acostase hasta darme un exitación inmenso. Su cosa se extendió totalmente, se encontraba tan excitada que me puse de rodillas y él comenzó a embestirme, la excitación logró que mi coño estuviese mucho más jugoso que de práctica, entró en mi coño y me va tener atada por unos veinte minutos. +++++ De José: Sí, yo asimismo experimenté de qué manera mi mujer se dejaba tener sexo por el perro, me pareció algo muy entretenido. Todo comenzó un bonito día que estábamos en nuestro patio, yo se encontraba ocupado con el vehículo y mi mujer se encontraba ordenando la casa del perro, vestía una falda y debajo solo una pequeña tanguita. Se encontraba arrodillada sobre el césped tratando adecentar el interior de la casa. Mi mujer logró liberarse y golpeó al perro con la casa. Me aproximé a ella y le dije: —¿Por qué razón no le dejas evaluar? … quizás lo que él haría podría agradarte… —¿Charlas enserio? … —Sí… —Bueno… pero entonces no te quejes… Ella volvió a arrodillarse y el perro de manera rápida la amarró con las patas delanteras y diestramente le metió la poronga en su coño y la folló. Era un tanto despiadado la fuerza del perro y la agilidad con la que la follaba, pero duró solo ciertos minutos, después pasó la pata sobre su espalda y han quedado amarrados como 2 perros trasero con trasero, mi mujer se encontraba recia y no dejaba de decir: — Sí… sí… sí… follame mucho más amado… ¡Oh! … sí… sí… que rico lo haces… Sí… ¡Oh! … me voy a correr otra vez… Me quedé parado allí y solo miré de qué manera mi mujer disfrutaba de la pija del perro. —¡Oh! … sí… sí… lo haces bien… ¡Oh! … sí … dame toda tú lechita … sí … que voy otra vez … eres excelente … que rico que se siente tú esperma … Follaron como por treinta minutos, en el momento en que al fin se apartaron le pregunté a ella: — Y… ¿Qué te pareció? … —¡Oh!, gracias… gracias por dejarme esto tan entretenido… fue inenarrable lo que se siente… gracias por esta primera oportunidad… —Yo ahora te lo di una primera oportunidad… ¿recuerdas? … Después añadió: —Me agradaría llevarlo a cabo otra vez… me agradaría tener al perro otra vez… fue fantástico… Una noche donde los pequeños ahora dormían, la dejé en el dormitorio y fui a buscar al perro, en el momento en que volví ella ahora se encontraba desviste y arrodillada sobre la cama, el perro rápidamente fue a chupetearle el coño y después subió a su espalda y comenzó a realizar estos movimientos de tener sexo, en el momento en que ella chilló supe que su pene se encontraba en el coño de ella. Mi verga se encontraba tan dura que me aproximé a ella y le dije: —¡Cuéblame! … ¡Cúpalo! … Mientras que el perro follaba su coño, yo follaba su boca, no me quedé bastante en correrme en la boca y ella se tragó todo, el perro la folló por un rato mucho más, se quedó atascado en ella y tras un rato despegó y volví a hacerle una pregunta: —Y… ¿Qué te semeja? … —¡Ay! … excelente … me agradaría repetirlo contigo junto a mí… Son cinco años que llevamos haciéndolo y no sabía que tenía semejantes intenciones de sexo. Yo, ella y el perro nos encontramos contentos, un día me ha dicho: —Tú y el perro son mis super machos… yo los deseo tanto… y me chifla en el momento en que me follan… +++++ De Daniela: De joven me ha dado gusto siempre y en todo momento masturbar mi perro, la sensación de su semen ardiente en mis manos era increíble. Un día le comenté a mi mejor amiga y ella deseó ver y nos paleamos ámbas juntas al perro, entonces con toda descara y entretenida le dije: —¿Deseas que suba y te coja seriamente? … Se arrodilló y ayudé al perro a montarla, desde ese día nos reunimos mucho más de manera frecuente y nos dejamos coger por el perro. +++++ De Myriam: Al comienzo era extraño y no muy satisfactorio. No en todos los casos funcionaba, era preciso entrenarlo, por el hecho de que si la poronga le medra bastante fuera de ti, después la bola no puede ingresar y él no eyacula bien. Entonces, en el momento en que recoges el ritmo y te mete toda la pija con la bola, él aprende a llevarlo a cabo y es lo mucho más bonito. Mi perro macho tiene su cosota muy grande y sólida. Debo llevarlo a cabo ingresar en el momento en que no esté muy mayor, pues soy muy angosta y su bola no me entra si le medra rapidísimo fuera. Siempre y en todo momento empujó mi posterior fuerte hacia atrás y hacia arriba a fin de que él logre ingresar de forma rápida en mí. En el momento en que comienza a embestirme y siento su nudo en mí, cojo las patas y levanto mi trasero a fin de que esté bien sepultado y noto de qué forma su bola se seguidor toda en mí. En el momento en que comienza a correrse con su leche ardiente, lo sostengo con las patas bien firmes y arqueo mi espalda para dejarle que se relaje sobre mí y no intente separarse, queda tumbado sobre mí con su pija muy profunda en mi coño, esa sensación de estar amarrada a él es lo mucho más bonito de todo el mundo. Sientes verdaderamente como su esperma ardiente te llena la vagina y no escapa ni una gota debido al nudo. Los huevos del macho palpitan sobre tu trasero, se siente seriamente de qué forma se corre. Tras una media hora se termina todo y él sale de dentro y asimismo sale como una cascada de su semen, me atrevería a decir que está cerca de un litro. Una vez no lo deje montarme por prácticamente una semana, te digo que su nudo jamás había sido de esta forma de mayor, jamás había batido tanto y prácticamente se me revienta el coño con tanta leche que me echó. Lo tengo muy mimado, pero merece y yo asimismo lo disfruto bastante. +++++ De Sonya: És millor no tenir relacions sexuals amb el teu gos abans de sortir de casa, perquè la teva vagina degotejarà per hores i hores. Un altre consell. Si ho vols anal t’has d’anar a poc a poc. La primera vegada que ho vam fer, ho vaig tenir tres dies en abstinència, jo també estava en abstinència i ho vaig patir molt. M’ho vaig portar al meu llit aquella nit i va saltar desesperat sobre mi, era tanta la desesperació que es va confundir de forat i em vaig trobar amb la seva tremenda pija al cul. Et dic que gairebé em va partir el cul, vaig cridar de mal i em va tenir nuada durant més d’una hora. Però a partir d’aquell moment comencem a fer-ho molt sovint analment. El millor és estirar-se sobre el sofà i ficar-t’ho tu mateixa i deixar que entri lentament, el teu cul és més estret que la vagina, ell no durarà gaire. Quan comenci a córrer-se tu prems els teus glutis perquè es descarregui tot a dins teu i no s’escapi res, les cames bé cap amunt i empentes amb el teu cul. Con su nudo muy en ti, lo abrazas, sentirás sus pelos en tus lolas y lo sostienes de esta forma mientras que él te llena. Créeme que su integrante se amolda a la perfección a tu intestino y no te soltará al menos una hora. En ocasiones siento que el eyacula mejor en mi trasero, tiene mucho más espacio y menos resistencia. +++++ De Erica: Desde el instante en que deje a mi perro macho llevarlo a cabo anal, él elige eso y no desea vaginal. En ocasiones me gruñe, lo que quiere decir que debo dejarlo ingresar en mi ano. Una vez llamaron a mi puerta y yo no pude abrir por el hecho de que él me tenía atada por el trasero, en el momento en que traté de moverme, él me enseño sus dientes y me dio temor. Soy físicamente inferior a él, él es colosal y su pija asimismo, pero en ocasiones es molesto que me tenga anudada hasta prácticamente por 2 horas por el trasero. En el momento en que estoy con la regla solo desea por la vagina y me ata por media hora y me chifla la agilidad con que me embiste y su bola aprieta y se infla en mí +++++ De Jocelyn: Con esta maldita pandemia mamá se vino vivir conmigo y por el momento no puedo llevarlo a cabo. Estoy agobiada y mis perros asimismo, no veo la hora que se vaya. Antes me anudaban hasta un par de veces cada día y en este momento nada de nada. +++++ De Marcelo: Para nosotros todo comenzó como un juego, entonces se transformó en algo serio. Mi mujer siempre y en todo momento se encontraba rápida de ropas estando en el hogar. Mi hijo pequeño se encontraba tonteando con el perro como siempre y en todo momento, mi mujer se encontraba cerca de ellos y el perro trataba de meterse bajo su falda, siempre y en todo momento metía su hocico entre sus piernas intentando de lograr su coño, claro que ella siempre y en todo momento lo ahuyentaba. Pero una noche llegamos a casa de una celebración en la casa de mis suegros y habíamos bebido, no estábamos borrachos, pero sí mucho más alegres que de práctica. Mi mujer se relajó sobre el sofá con sus piernas abiertas, Rudy, nuestro perro, salió instantaneamente hacia ella y lamió su coño sin previo aviso, mi mujer se sobresaltó y lanzo un gemido caliente, la miré y le dije: —¡Umh! … debe estar sabroso eso, pedazo de cachonda … Ella unicamente se sonrió y abrió mucho más sus piernas, el perro desapareció entre ellas y mi mujer se agarró con ámbas manos al sofá y empezó una danza de vientre, unos gemidos, unos chillidos ¡¡Joder!! Hasta yo me puse ardiente, muy entonces la vi revolcarse en un potentísimo orgasmo, muy violento. La ayudé a arrodillarse y poner sus pechos sobre el sofá y Rudy le fue encima. Lamentablemente Rudy era ahora un perro adulto mayor, duro otros 4 años con nosotros y fue el mimado de mi mujer. Siempre y cuando estábamos solos, yo les dejaba tener sexo y mi mujer me lo chupaba mientras que era lamida o follada por Rudy. ¡Qué días mucho más espectaculares! ¡Qué hay de malo en ello? Si el perro está caliente con su poronga bien parada y la mujer asimismo desea ser asaltada y follada por un enorme perro macho … ya que adelante … que lo hagan. Mi mujer se encontraba verdaderamente encantada con la poronga de nuestro perro, su poronga era realmente bonita y gruesa y siempre y en todo momento se corría en abudancia en ella. ¡¡¡conque adelante y deja a tus mujeres tener sexo con sus perros……..te lo agradecerán por siempre y en todo momento y para toda la vida!!! +++++ Siempre y en todo momento miro a las jóvenes que pasean a sus perros por la calle. Siempre y en todo momento observo que la mayor parte de los perros son machos. Eso provoca que mi imaginación se ponga en el instante en marcha. En el momento en que veo a un preciso género de mujer paseando con un perro parcialmente grande (por servirnos de un ejemplo, un enorme danés), estoy prácticamente seguro de que la mujer asimismo dejará que su perro la lama y la monte. A muchas mujeres asimismo les agrada visto que los perros salgan regularmente de sus colas. Es fantástico chupetear y sorber. Si el perro no se hace daño en el desarrollo, si prosigue estando muy caliente por la mujer y la mujer lo goza igual, pienso que está con perfección bien. +++++ De Camilo: Debo aceptar que me llama la atención bastante la proporción de mujeres que tienen sexo por el culo con su perro macho. Varios de los cuentos me pusieron muy caliente por el hecho de que ciertos son muy realistas y puedo estar en concordancia por mi experiencia. Mi mujer es un tanto mayor y bastante angosta, nos costó bastante de que ella pudiese admitir el nudo, pero al final funcionó y le gusto bastante. Pero tanto yo como ella deseábamos novedosas cosas, pasaron años tratando el sexo por el culo y ella no podía, hasta me mencionó que yo lo intentara, mi trasero virgen nunca había tenido ninguna poronga, conque practiqué con sus consoladores, hasta el momento en que mi orificio los admitida con una alguna sencillez, en la actualidad puedo mencionar con algo de rubor que mi intestino se adapto de manera perfecta a la dimensiones de nuestro perro, sin ser gay lo hallé fabuloso. Mi mujer logró lo mismo, me solicitaba que penetrara su suculento trasero con los consoladores mucho más grande y asimismo ella ha podido recibir la pija de nuestro perro en sus supones. Acostumbraba a embestirla por uno o 2 minutos hasta el momento en que le metía el nudo, entonces se ponía mucho más retardado y su nudo se hinchaba en ella, entonces la llenaba de lechita fría. El día de hoy soy yo que en ocasiones me agacho primero, de esta forma él después folla a mi mujer con menos agitación. Me chifla ver a mi mujer follada brutalmente por nuestro perro, sus glúteos tiritan y le brincan al son de los empujes de él, su pene lanza chorros de esperma ardiente en ella. Con los años ha disminuido la cantidad, pero semeja mucho más espeso. Frecuentemente el me folla de madrugada mientras que mi mujer duerme, entonces va a relamer su coño hasta el momento en que la lúcida y la folla a ella. Una vez tuve un concepto tonta, deseaba que me hiciese un nudo en mi garganta, me alegra que la cosa no resultó completamente, pues conseguí sacármelo a tiempo, sino más bien eso habría acabado muy mal. En el momento en que voy al parque a pasear con él, me fijo en todas y cada una de las hermosas chicas que andan o trotan con un macho al costado, siempre y en todo momento me fijo en la una parte de atrás y si veo sus huevos rápidos y ligeros, me viene de meditar que ella se lo está gozando tanto como lo hacemos nosotros. Una vez debí viajar por una semana y él me procuraba todos y cada uno de los días y le dio una suerte de depresión. Brincaba de contento en el momento en que me vio de regreso. Mi mujer mencionó que tampoco deseaba tener sexo con ella. Lo realiza con nosotros 2 o con ninguno. +++++ De Jaime: Tenía semejantes intenciones de ver a mi mujer tener sexo con nuestro perro, que una vez la hice tomar un tanto y después la anudé a la mesa de centro, después traje al perro y lo subí encima de ella, chillaba como una desquiciada y me afirmaba un saco de insultos, pero me sostuve estable, aferré la pija del perro y se lo metí entre sus gordiflones labios vaginales, después de un corto instante de estupor, se quedó en silencio y empezó a gemir. Le agradó tanto que en este momento se arrodilla toda vez que se le asoma una porción de pija a nuestro perro, me chifla verla tener sexo en nuestra salón de estar. +++++ De Agobiada: ¿De qué manera consigo que mi perro me monte? No está castrado y tiene cinc años. Jamás ha montado a absolutamente nadie y las ocasiones que me he brindado a él, no sabe como llevarlo a cabo. ¿De qué manera hago a fin de que aprenda de manera rápida? +++++ De Graciela: Hola a todos, no sé si resulte posible publicar una pregunta aquí, conque por favor perdónenme mi ignorancia. Con frecuencia he planeado en dejar que mi perro me monte. Me lame prácticamente todos los días en el momento en que nos encontramos tumbados en el sofá, en el momento en que salgo del baño recién duchada o durante la noche en el momento en que nos encontramos juntos en cama. Solamente me ve sin bragas se aproxima a relamer mi conchita. Lo tengo de perro bebé y ahorita va a cumplir un año. Al comienzo me untaba con alimento de el, en ocasiones Nutella o mantequilla de cacahuete, el en ocasiones procuraba masticar mi coño, pero yo deseaba llevarlo a cabo meter su lengua al interior de mi vagina, conque me echaba restitos de su alimento favorito al de adentro de mi conchita y el conseguía con el largo de su lengua recogerlos todos. Ahora no requiere ninguna asistencia para incitarlo a relamer mi panocha, lo realiza con plena naturalidad. Siempre y en todo momento me dió algo de temor su pija, él es de raza American Staffordshire Terrier, es muy robusto y su pija es colosal. En este momento con esto del Coronavirus, dejé de tener relaciones íntimas y me vino a la cabeza su bella pija que se la he visto frecuentemente y pensé de probarla. A decir la realidad, tenía muchas ganas de llevarlo a cabo. El inconveniente es que solo me lame. Su poronga no le medra bastante, salvo en el momento en que lo masturbo o se la chupo hasta llevarlo a cabo eyacular. Siento una sensación extrañísima toda vez que logró realizar medrar su pija a esas enormes dimensiones. Entonces me coloco en 4 y hago que él me monte, pero no me folla, debo masturbarme con su poronga en medio a mi labia vaginal y no consigue a perdurar un minuto que se corre en abudancia. Al fin y al cabo, lo he probado 2 a tres ocasiones cada día en el último mes, pero no marcha como yo quisiese. He intentado estimularlo mucho más, chupárselo mucho más, masturbarlo mucho más, pero del mismo modo no marcha. De alguna forma mi coño no le gusta. ¿Podría alguien asistirme y darme consejos sobre de qué forma debería llevarlo a cabo mejor? ¿O quizás hago al mal? +++++ De Simone: Yo asimismo he dejado que nuestro perro no solo me lama, sino lo deje follarme desde hace tiempo y asimismo disfruto haciéndole sexo oral, me chifla su esperma, lo chupo prácticamente todos los días, especialmente cuando acaba de follarme y todavía tiene su pija chorreando lechita. Mi vagina es bastante holgada y flexible, conque prácticamente no me abotona, solamente lo siento que se está corriendo, me giro y le chupo su pija hasta la última gota, me chifla deslizarme bajo su integrante chorreante. Hay veces en que lo recojo en un vaso y me lo tomo después, aun hay veces en las que lo utilizo como aderezo de mis ensaladas, a mi marido le chifla y mis convidados no tienen idea el misterio del gusto nuevo de las lechugas frescas +++++ Fin —– —– —– —– —– ooo —– — Los comentarios nuestros son un atractivo para proseguir contando historias y cuentos, vuestra opinión es siempre y en todo momento incalculable, negativa o efectiva, es importante y importante, todo nos asiste a medrar como escritores y narradores de hechos vividos o imaginados, comenten y voten, por favor. [email protected]

Se deja tener sexo a 4 patas

Se pone en 4 para dejar que su perro le perfore el coño durísimo. Le chifla tener sexo salvaje, en solo pocos minutos el perro consigue lograr que la hermosa mujer tenga un profundo orgasmo. Gime tal y como si fuera una perra en celo.

Deja un comentario