como saber si mi mascota es perro o perra

¿Tu perra va a tener perros y no tienes idea de qué manera encararte al instante del parto? En esta entrada te vamos a dar unas advertencias básicas de de qué manera se lleva a cabo un parto habitual y de qué manera admitir cuándo es requisito llamar al veterinario. A lo largo de la gestación, tu perra estuvo alimentada con una dieta correcta y completa para ella. Conforme el embarazo avanza, los perros chiquitos en desarrollo ocuparán poco a poco más espacio en el abdomen de la perra y es requisito amoldar la cantidad y número de tomas de comida a su aptitud, en tanto que va a ser mucho más simple para ella consumir poco volumen en múltiples ocasiones.

El periodo habitual de gestación comprende entre 58 y 63 días. Unos signos indudables nos señalarán que el instante del parto llegó, ahora te intentaremos contribuir a reconocerlos mejor.

Etapas de la gestación de un perro

Entre 60 y 63 días precisamente puede perdurar el embarazo de una perra. A lo largo de este tiempo brotan cambios que lograras ir apreciando con lo que vas a poder detectar si algo va mal, y en un caso así asistir cuanto antes a un veterinario.

  • Primera etapa:

Síntomas recurrentes de una perra embarazada

Entre los signos mucho más evidentes que nuestra perro está. Si bien es verdad que este desarrollo no se hace ver hasta pasado el primer mes de embarazo, hay otros cambios físicos, sicológicos y de accionar que nos señalan que nuestra querida mascota va a tener descendencia. Observemos varios de los síntomas más habituales:

  • Mayor hinchazón y desarrollo de las mamas: Lo frecuente es que las mamas de nuestra perra aumenten de tamaño en las primeras semanas de gestación. No obstante, no en todos los casos es de esta manera. En ocasiones, este síntoma hace aparición en la segunda mitad del embarazo.
  • Va a tener los pezones mucho más rosados. Este signo asimismo hace dudar que nuestra perra está aguardando perros chiquitos.
  • Orinará con una mayor frecuencia. En el momento en que incrementa el vientre, la vejiga se queda con menos espacio para guardar la orina. Por eso nuestra perra necesite miccionar con una mayor frecuencia.
  • Expulsará un fluído transparente. Otro aspecto revelador son las descargas vaginales en las primeras semanas de gestación. Hablamos de un líquido clave, ya que actúa como tapón asegurador para los perros chiquitos.

Hemorragia tras la esterilización

Tras la castración o esterilización podría mostrarse algo de sangre en la región de los puntos, pero fíjate que el sangrado no sea continuo.

Tras una esterilización, tu mascota sentirse enclenque y no tener ganas de desplazarse, reduciendo asimismo las ganas de comer. En verdad, debería eludir movimientos bruscos a lo largo de unos días por los puntos de sutura.

Deja un comentario