cómo llevarte tu mascota de viaje si no tienes coche

Ningún perro es igual a otro, al paso que para unos viajar en vehículo es una delicia, para otros se transforma en una auténtica tortura y para ti en una odisea. A fin de que el camino -por cortísimo que sea- no suponga riesgo alguno para ninguno de los 2 hay una sucesión de pautas que tienes que tomar en consideración.

Primeramente, tu mascota debe ir atada, lo de llevarla sobre tus rodillas o en el taburete del copiloto sin ningún género de unión es una práctica que puede ocasionar un incidente de la manera mucho más absurda. Considera que si por poner un ejemplo eres de los que pone a su perro como copiloto este puede saltar sobre tu regazo para llamar tu atención e inclusive desviar el volante. Mejor no te arriesgues y anuda la correa al cinturón de seguridad. En la mayor parte de tiendas caninas puedes conseguir esta clase de correas particulares para en el momento en que los perros viajan en vehículo.

– SIEMPRE SUJETA

La mascota siempre y en todo momento debe ir sosten, sea en el interior o en el maletero. Si va al habitáculo debe llevar su arnés concreto y con el menor paseo viable a fin de que en el caso de maniobra brusca no se mueva. Si llevamos de este modo nuestra mascota, siempre y en todo momento debe hacerse en el taburete trasero para eludir que distraiga al conductor y que caso de que se active el airbag lo estropee.

Asimismo se puede conducir al maletero siempre y cuando esté comunicado con el habitáculo. En un caso así, tienes que poner una barra o malla separadora a fin de que no logre saltar hacia los asientos. Además de esto, es recomendable que no vaya suelto por el hecho de que se puede deteriorar con los movimientos del vehículo.

elefante

Lo destacado es en una jaula o transportín convenientemente sujetos al maletero o al interior en el suelo y sujeto con los asientos.

Como afirma la ley que hay que llevar un perro grande en el turismo

Esta se encuentra dentro de las mayores intranquilidades en el momento en que deseamos conducir con nuestra mascota. No es de extrañar, en tanto que te expones a multas de hasta 500 euros y también, aun, perder 6 puntos del carnet.

Pero no queda aquí la cosa en la situacion de las compañías de seguros. Si tienes a tu perro suelto en el vehículo, tienen la posibilidad de desentenderse de sus obligaciones al fundamentarse en que no estabas cumpliendo la normativa. La única salvedad es si tienes un perro guía, que tienen la posibilidad de estar a los pies del dueño, sujetos a él con correa, o en el suelo del espacio delantero.

De qué forma llevar al perro al vehículo en 2023: la DGT y la normativa dicen esto

Las confusiones sobre de qué manera se puede conducir el perro al turismo brotan de que la DGT a situación no posee ninguna normativa concreta que regule esta cuestión.

No obstante, en el Reglamento General de Circulación, en concreto en el producto 18.1, podemos encontrar la información que requerimos sobre esto:

Transporta un óptimo sistema de unión

Frecuenta además a tu perro en el sistema de seguridad que desees usar para llevarlo a tu vehículo. Ten en cuenta que el Reglamento General de Automóviles, en su producto 18, apunta que “el conductor de un vehículo está obligado a sostener nuestra independencia de movimientos, el campo preciso de visión y la atención persistente a la conducción, que aseguren la su seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la del resto individuos de la vía. A estos efectos va a deber tener particular precaución en sostener la colocación correcta de los elementos o animales transportados a fin de que no haya interferencia entre el conductor y alguno de ellos”.

De ahí que, por seguridad y por eludir una sanción de 80 euros (sin retirada de puntos), transporta siempre y en todo momento a tu animal apropiadamente sujeto. Puedes llevarlo en un transportín (en el mercado vas a encontrar, desde unos 40 euros, distintas modelos y tallas dependiendo del tamaño de tu perro), que vas a deber llevar al suelo del vehículo o, en su defecto, en el taburete trasero pero sujeto por el cinturón

Deja un comentario