como explicarle a un niño la muerte de su mascota

OK: Felipe VI Para rememorar a Sánchez en su alegato que debe lealtad a la Constitución.

OK: Christine Lagarde Por el hecho de que el BCE corta el grifo a Sánchez y no renovará el 50% de los bonos.

Consejos para asistir al niño a lidiar con la desaparición de una mascota

Como vas a saber, los animales tienen la posibilidad de llevar varios provecho en el desarrollo de los pequeños.

Comunicar tus conmuevas y vivencias

Comunicar tus conmuevas y vivencias con los pequeños asimismo es una manera de abrir la oportunidad a fin de que ellos expliquen de qué forma viven este instante. Así van a saber de qué manera te has oído tú en una situación similar y que puedes comprenderlos. Desfogarse siempre y en todo momento es buena forma de atravesar el desafío.

Te puede atraer: La amistad entre mascotas y pequeños

¡Siempre y en todo momento decir siempre y en todo momento la realidad!

Impide azucarar la verdad con una patraña. No es una gran idea mencionarle a tu hijo «Bolt escapó» o «En Berlín lo adopto otra familia». Lo mucho más posible es que no le calmará la tristeza por el hecho de que quizá perderá a su mascota y, si en algún momento se entera de la realidad, su hijo probablemente esté enojado pues lo engañó, y volverá a hojas cero, y deberá vivir el luto .

Si le preguntan qué les sucede a las mascotas una vez que mueren, mencione lo que usted piensa de la desaparición, aun puede ofrecerle su criterio según su fe. Y como absolutamente nadie sabe verdaderamente lo que sucede, decir sencillamente «No sé» puede ser una contestación correcta; no está mal mencionarle a los pequeños que la desaparición de los animales es un secreto.

¿De qué manera puedes asistir?

  1. Entre las partes mucho más bien difíciles de perder a una mascota es ofrecer la mala novedad a los pequeños. Intente llevarlo a cabo en un espacio donde se sientan seguros y cómodos, sin dispesiones.
  2. Descubre cuánta información precisan oír según su edad, nivel de madurez y experiencia de vida.
  3. Si tu mascota es viejísima o tiene una patología persistente, considera charlar con los pequeños antes que muera.
  4. Si debes sacrificar a tu mascota, ten precaución con decir que lo “dormirán”. Los pequeños pequeños acostumbran a interpretar esto de manera así y esto les va a hacer tener conceptos errados.
  5. Si la desaparición de la mascota es mucho más áspera, enseña con tranquilidad lo ocurrido. Sé corto y deja que los pequeños hagan cuestiones.
  6. No procures azucarar lo ocurrido recurriendo a una patraña. No es buena iniciativa mencionarle a un niño que su mascota escapó.
  7. Contribuye a aguantar la situación. Como cualquier otra persona que encara una pérdida, los pequeños acostumbran a sentir mal y tristeza. Cuenta que es natural presenciar todas y cada una estas conmuevas.

En el momento en que el encontronazo de la novedad haya pasado, es esencial que asistas al menor a salir adelante. Es útil hallar formas particulares de rememorar a la mascota. Distribuyen historias sobre las aventuras o los instantes chistosos y abrázense con cariño.

Deja un comentario