como decirle a un nino que su mascota ha muerto

  1. Puede escribirle una carta, escribe algo personal y deja todo cuanto sientes, como los instantes favoritos con su mascota.
  2. Llora y quita todo ese sentimiento, quiera el tiempo preciso para procesar el mal, tienen la posibilidad de ser días o meses, sé tolerante.
  3. Si quiere adoptar o obtener alguna mascota, lo destacado es aguardar unos meses para regresar a comprar uno.
  4. Apoye a sus amigos y/o familiares a fin de que no se sienta solos.
  5. En ciertos países, los cobijos de animales brindan el servicio de conjunto de acompañamiento.
  6. Asimismo se puede respaldar a otros conjuntos de acompañamiento, en La Piedad le ofrecemos la opción de la línea 800-ALMANEJO donde usted va a poder llamar sin costo alguno y desquitarse. Tenemos expertos prestos a escucharlo.
  7. Crea ocupaciones para conmemorar a su mascota, esto asimismo es una forma de decir adiós a su mejor amigo, ciertas opciones son las próximas:
  • Fotografía encuadrada de su mascota.
  • Juguete preferido.
  • Hueso con el nombre de la mascota.
  • Un álbum.
  • Puede hacer un vídeo.
  • Collar con el nombre de la mascota.

¿De qué forma puedo asistirle a realizar el desafío?

En estas ocasiones de pérdida, como en otros varios casos, los pequeños precisan comprender que lo que sienten es habitual y que a su padre y la madre les pasa lo mismo. Debemos ser comprensivos y poner expresiones a todo cuanto sienten. Rememorar a la mascota, ver sus fotografías, dibujarlo y poseerlo presente y charlar con amigos a los que les haya pasado lo mismo, le va a ayudar a absorber la situación ahora llevar a cabo el desafío.

Los cambios bruscos y la gran carga sensible que piensa la pérdida de una mascota tienen la posibilidad de influir en el accionar. En ciertos casos se observan regresiones a nivel madurativo que se resuelven una vez elaborado el desafío. Hablamos de una situación de pérdida, agobio y tristeza que descoloca al niño temporalmente. En estas situaciones hay que ser comprensivos, recordarle al niño que está a buen recaudo, que lo comprendemos y lo apoyamos.

Entiende el cariño de tu hijo hacia su mascota

La mascota es un integrante mucho más de la familia, en especial para los mucho más pequeños.

El paso inicial para contribuir a tu hijo en el desarrollo es procurar comprender lo que vive. Quizás tú derrames a la mascota del hogar solo como eso: un animal de compañía. No obstante, para la enorme mayoría de los pequeños una mascota es considerablemente más: es un mejor amigo e inclusive un hermano.

Sinceridad

Los pequeños agradecen la honestidad. De ahí que, es conveniente mencionarle que su mascota está muerto a engañarle y decantarse por decir que se fué o que alguien la ha adoptado. Esto puede ser vivido como un abandono sin explicación y puede ser traumático por los pequeños.

De ahí que, no es necesario eludir nombrar la palabra “muerte“, ni ocultar que el animal está muerto. Esto no significa que des todos y cada uno de los datos del desarrollo, pero sí les expliques lo que pasó.

¿De qué forma mencionarle a tu hijo que su mascota está muerto?

Algo mucho más bien difíciles para un padre es tener que decir a su hijo que su mascota está muerto. No obstante hay maneras de ser francos y de asistirle a pasar por el desafío, aquí te enseñamos de qué manera:

  • 1. Comunicación : es esencial decir la realidad siempre y en todo momento. Si nuestra mascota por poner un ejemplo paso por una patología o una cirugía, es esencial mencionarle al niño lo que pasó, no es preciso mentirlo, es ideal mentarlo que a consecuencia de su patología o por el edad, la mascota está muerto.

  • 2. Respuestas: es esencial en el instante de mencionarle a nuestro hijo que su mascota está muerto, darle todo nuestro acompañamiento, de esta manera el niño va a tener muchas ganas de realizar cuestiones, entre aquéllas que siempre y en todo momento predomina qué es la desaparición y si la mascota va a regresar.

    De ahí que debemos ser realmente francos y explicarle de una forma adecuada y clara todas y cada una de las cuestiones.

  • 3. Tiempo: es esencial ofrecerle un tiempo al niño a fin de que se acostumbre a la sepa de la mascota. Se sugiere en estas situaciones no sustituir rápidamente a la mascota fallecida, por otra. Es requisito que el niño enfrente la verdad y la pérdida, transcurrido un tiempo va a estar listo para una exclusiva mascota.

  • 4. Acompañamiento: mencionarle a nuestro hijo que su mascota está muerto, puede ser realmente lacerantes, quizás apreciemos hábitos de tristeza y decaimiento, que son con perfección normales.

    No obstante, debemos proteger que no desarrolle depresión por este hecho. Tengamos en cuenta que el mal que padece por la desaparición del animal es absolutamente habitual y que transcurrido un tiempo este va a ir mermando.

  • 5. El período de la vida: una aceptable forma de lograr que nuestro hijo lo admita, es explicándole el período de la vida. Podernos recurrir a la naturaleza o fotografías de la familia, exponiendo nuestra evolución. De este modo se puede hablar de que la desaparición es el desarrollo final y que debemos admitirla como algo natural.

Deja un comentario