como decirle a un niño que murio su mascota

4.3/5 – (23 votos)

Todos conocemos a alguien que ha perdido su perro o su gato, su perico o su hámster y no en todos los casos entendemos qué decir en estos instantes para no herir los sentimientos de esa persona.

¿Es bueno mentirlo para eludir hacerle padecer?

Son distintas las patrañas que tenemos la posibilidad de decir a un niño en el momento en que se le muere una mascota. Mentirlo en este género de ocasiones puede hacer mucha indecisión y espera que jamás se va a ver resuelta. No tenemos la posibilidad de mencionarle que está en el hospital de perros, que se fué a buscar a los hermanos o que ha salido a pasear. Alguno de estas ocasiones va a hacer que el niño espere su regreso, un retorno que jamás va a llegar y que provocará que siempre y en todo momento le espere, eludiendo de este modo el cierre de esta etapa.

A todos y cada uno de los pequeños hay que decirles que su mascota por el momento no está con ellos pero debemos amoldar la manera de decirlo al nivel de avance y entendimientos de cada niño.

Tranquilidad para hacer llegar que su mascota está muerto

El desarrollo de desafío por el que pasamos los mayores es diferente que el de los pequeños. El mal de los pequeños tiende a ser mucho más oscilante. Esto es, no acostumbran a buscar la soledad o plañir por varias horas o días por la mascota. Acostumbran a estar tristes un tiempo, después ponerse a divertirse, después regresar a plañir o nuevamente a estar triste.

De ahí que, para eludir sobresaltos de sobra, es recomendable transmitirles la novedad de que su mascota está muerto de manera calmada y sosegada. Si quiere que el niño comprenda la pérdida, abordarlo en el momento en que estés totalmente ebrio por la emoción puede ser contraproducente.

La honestidad es la clave

No engañes ni suavizes la situación. Es inútil eludir este desarrollo de desafío, en tanto que en algún momento todo niño va a vivir alguno. Además de esto, los pequeños son formidablemente intuitivos y van a saber en el momento en que algo no cuadra.

Admitir el hecho y procesarlo apropiadamente debe efectuarse desde la verdad, tanto en mayores como en pequeños. Ofrecer una despedida sensible al animal es tan esencial como sobrepasar su partida, conque no evites la situación.

¿De qué forma mencionarle a tu hijo que su mascota está muerto?

Algo mucho más bien difíciles para un padre es tener que decir a su hijo que su mascota está muerto. No obstante hay maneras de ser honestos y de asistirle a pasar por el desafío, aquí te enseñamos de qué forma:

  • 1. Comunicación : es esencial decir la realidad siempre y en todo momento. Si nuestra mascota por poner un ejemplo paso por una patología o una cirugía, es esencial mencionarle al niño lo que pasó, no es preciso mentirlo, es ideal mentarlo que a consecuencia de su patología o por edad, la mascota está muerto.

  • 2. Respuestas: es esencial en el instante de mencionarle a nuestro hijo que su mascota está muerto, darle todo nuestro acompañamiento, de esta forma el niño va a tener muchas ganas de realizar cuestiones, entre aquéllas que siempre y en todo momento predomina qué es la desaparición y si la mascota va a regresar.

    De ahí que debemos ser realmente honestos y explicarle de una forma adecuada y clara todas y cada una de las cuestiones.

  • 3. Tiempo: es esencial ofrecerle un tiempo al niño a fin de que se acostumbre a la sepa de la mascota. Se sugiere en estas situaciones no sustituir rápidamente a la mascota fallecida, por otra. Es requisito que el niño enfrente la verdad y la pérdida, transcurrido el tiempo va a estar listo para una exclusiva mascota.

  • 4. Acompañamiento: mencionarle a nuestro hijo que su mascota está muerto, puede ser realmente lacerantes, quizás apreciemos hábitos de tristeza y decaimiento, que son a la perfección normales.

    No obstante, debemos proteger que no desarrolle depresión por este hecho. Tengamos en cuenta que el mal que padece por la desaparición del animal es totalmente habitual y que transcurrido un tiempo este va a ir mermando.

  • 5. El período de la vida: una aceptable forma de lograr que nuestro hijo lo admita, es explicándole el período de la vida. Podernos recurrir a la naturaleza o fotografías de la familia, exponiendo nuestra evolución. De esta manera se puede hablar de que la desaparición es el desarrollo final y que debemos admitirla como algo natural.

Deja un comentario