como decirle a un niño que ha muerto su mascota

4.3/5 – (23 votos)

Todos conocemos a alguien que ha perdido su perro o su gato, su perico o su hámster y no en todos los casos entendemos qué decir en estos instantes para no herir los sentimientos de esa persona.

La pérdida de una mascota piensa muchas cuestiones sicológicas a las que debemos encararnos en algún momento a la vida. En el momento en que una mascota muere en el hogar tiende a ser el primer contacto que tienen los pequeños con la desaparición, con el desarrollo de la vida.

Combatir la desaparición de una mascota piensa por la parte de nosotros admitir la situación, de la misma debemos llevar un desarrollo de desafío, pero ¿qué sucede en el momento en que la mascota que está muerto es de nuestros hijos?

Entre los peores fallos que tenemos la posibilidad de cometer como progenitores es procurar omitir la situación, o sustituir a la mascota fallecida por un semejante para eludir que los pequeños lo aprecien.

¿Le compro otra mascota?

Todas y cada una de las vivencias nos asisten a estudiar. No debemos tomar ocasiones que tienen la posibilidad de ocasionar un estudio. La desaparición de una mascota nos enseña que la vida es fugaz y destaca el cariño, el cariño y el cariño que sentimos por el resto. Como hemos dicho en otras oportunidades, no solo las conmuevas positivas son buenas. Debemos dejar sentir tristeza a fin de que aprendan a comprender y administrar esta emoción.

Adquirirle otra mascota sin dejar un tiempo de espera, eliminará ese tiempo de reflexión en el que el niño echará de menos al perro, recordará de qué forma jugaba con él, lo que suponía para él, etcétera. De ahí que aconsejamos aguardar algunas semanas antes de conseguir una exclusiva mascota.

La primera cosa que debe tomar en consideración en el momento de hacer llegar la desaparición es si esta fué resultado de una extendida patología o si fué inmediata y completamente inopinada. De la misma sucede con la gente, el tiempo que tengamos para hacernos a la iniciativa de que el animal va a morir es importante.

Si la desaparición de la mascota fué aguardada, las semanas o meses antes de la novedad son una aceptable forma de ir mejorando a tu hijo. Anticiparle que su mascota posiblemente muera en escaso tiempo le servirá para después poder asumir su falta con mucho más naturalidad.

Responde a sus inquietudes

Los pequeños preguntan sobre lo que desconocen y hay que tener en consideración su actitud inquisitoria. Elaborar respuestas fáciles y honestas sobre las cuestiones que el niño de casa logre tener es realmente útil para ofrecerle un concepto correcta sobre la desaparición.

Es esencial asimismo cambiar el alegato a la edad del niño. No son precisos los eufemismos o las metáforas, pero es posible que precises usar oraciones mucho más cortas y vocabulario mucho más simple a fin de que lo entienda.

Deja un comentario