como contar a un niño la muerte de su mascota

Robert Lewandowski se perderá los partidos contra el Espanyol, el Atlético de La capital de españa y el Getafe una vez que el Tribunal Administrativo del Deporte haya desechado el recurso anunciado por el Barcelona para pedir la apelación de la sanción recibida tras ser expulsado en el Espanyol último partido de Liga antes del Mundial frente Osasuna.

El Comité de Competición de la Real Federación De españa de Fútbol había sancionado con tres partidos de suspensión al delantero tras su expulsión al Sadar, con 2 de los duelos de sanción gracias a su ademán del dedo en nariz en el momento en que abandonaba el lote de juego.

Caos sensible

Si tu hijo/a es pequeño/a posiblemente no comprenda verdaderamente qué pasó, pero sí que sea testigo del caos sensible que hay a su alrededor, esto le ocasionará un enorme encontronazo. En el momento en que una mascota se marcha, por las situaciones que sean, siempre y en todo momento dejará un enorme orificio en la vida de la gente que convivieron con ella. Y sí, por una mascota asimismo se pasa el desafío… Por el hecho de que el mal sensible que se siente es durísimo, se les desea, se les respeta y se les echa de menos en el momento en que por el momento no están con nosotros.

La íra, la tristeza, el mal… tu hijo presenciará todo lo mencionado, no procures disimularlo. Las conmuevas no tienen que disimularse, han de ser nuestros profesores. Las conmuevas nos asisten a encauzar todo el remolino de conmuevas que sentimos y ofrecer concepto a eso que nuestro corazón manifiesta. En ocasiones, los mayores tienen la posibilidad de sentirse contrariados en el momento en que procuran ofrecer sentido a su mal y que al tiempo deban entender de qué manera consolar asimismo a sus hijos.

De qué forma argumentar a un niño la desaparición de su mascota

Como especialistas, nuestra recomendación en estas situaciones siempre y en todo momento es hacer llegar al niño la desaparición de la mascota. Resulta irrealizable resguardar al niño de todo y, además de esto, en este asunto específicamente, cuanto mucho más procuramos resguardarlos de la desaparición mucho más los vamos a estar desprotegiendo frente a un hecho que va a tener rincón en su historia, de una u otra forma .

Ahora, esbozaremos ciertas claves para argumentar a los pequeños la desaparición de las mascotas:

Qué realizar si la mascota de su niño muere o es sacrificada

  • L honestidad es la mejor política en el momento en que se enseña la desaparición de una mascota a su hijo, pero utilice un lenguaje correspondiente para la edad de su hijo.
  • Honore la memoria de su mascota al realizar un álbum de recuerdos o a través de un servicio funerario conmemorativo.
  • Hable con el médico veterinario sobre la obtención de las cenizas de su mascota y enterrarlas.
  • Pregunte a su médico veterinario sobre los monumentos que él o ella logren prestar, como realizar una impresión de la pata como un recuerdo para su hijo.
  • Para contribuir a su hijo enfoque su atención a recuerdos contentos, distribuyendo historias entretenidas sobre su mascota y enmarque una fotografía de su hijo con su mascota.

¿De qué forma puedes asistir?

  1. Entre las partes mucho más bien difíciles de perder a una mascota es ofrecer la mala novedad a los pequeños. Intente llevarlo a cabo en un espacio donde se sientan seguros y cómodos, sin dispesiones.
  2. Descubre cuánta información precisan percibir según su edad, nivel de madurez y experiencia de vida.
  3. Si tu mascota es viejísima o tiene una patología persistente, considera charlar con los pequeños antes que muera.
  4. Si debes sacrificar a tu mascota, ten precaución con decir que lo “dormirán”. Los pequeños pequeños acostumbran a interpretar esto de manera así y esto les va a hacer tener conceptos errados.
  5. Si la desaparición de la mascota es mucho más áspera, enseña con tranquilidad lo ocurrido. Sé corto y deja que los pequeños hagan cuestiones.
  6. No procures azucarar lo ocurrido recurriendo a una patraña. No es buena iniciativa mencionarle a un niño que su mascota escapó.
  7. Contribuye a aguantar la situación. Como cualquier otra persona que encara una pérdida, los pequeños acostumbran a sentir mal y tristeza. Cuenta que es natural presenciar todas y cada una estas conmuevas.

En el momento en que el encontronazo de la novedad haya pasado, es esencial que asistas al menor a salir adelante. Es útil hallar formas particulares de rememorar a la mascota. Distribuyen historias sobre las aventuras o los instantes chistosos y abrázense con cariño.

Deja un comentario