casa de alquiler sin seguro de hogar con mascota

Primeramente, se puede destacar que la ley no ordena a contratar un seguro de vivienda de alquiler, sin importar lo más mínimo si eres el dueño o el inquilino. Si bien si tienes una casa para rentar donde hay un préstamo hipotecario, sí andas obligado a tener un seguro, ya que por ejemplo causas, tener uno es un requisito a fin de que te concedan una hipoteca.

En todo caso, tener un seguramente resguarde la vivienda tiene bastantes provecho. Si echas una ojeada a las coberturas que tienen dentro los seguros del hogar y tienes claro quién debe hacerse cargo de los costos derivados de determinados siniestros, te vas a dar cuenta de las virtudes que da un seguro para vivienda alquilada, y qué género de seguro para hogar es el que mucho más te es conveniente en función de tu situación.

El mal accionar de tu mascota tiene la posibilidad de tener secuelas

Es esencial entender que el producto 27.2 de la LAU decreta que si el animal causa algún desperfecto o fallo en el inmueble, arrendador puede rescindir el contrato de alquiler y el arrendatario va a deber dejar el inmueble.

Si andas tratando rentar un piso, la Ley de Propiedad Horizontal decreta que la red social de vecinos no puede prohibir entrada de mascotas en edificio, si bien el inquilino debe respetar las ubicaciones recurrentes, llevar cuidado de no deteriorar estas zonas y procurar que el animal no realice estruendos para no incordiar al resto de vecinos, en tanto que si hace lo opuesto, estos asimismo tienen la posibilidad de ser fundamentos para obligar al dueño a terminar el contrato de alquiler.

Seguro de Compromiso Civil, va a deber contratarlo por el dueño y por el inquilino

Con relación a la compromiso civil, los daños a terceros se cubren por 2. El dueño va a deber contratar un seguro de compromiso civil para protegerse en frente de los probables daños que la vivienda logre ocasionar a terceros, hablamos a daños que no hayan sido consecuencia directa de la acción de la persona que vive en la vivienda. Charlamos por servirnos de un ejemplo de una rotura de cañerías, un cortocircuito, etcétera. De esta manera, el dueño está protegido y no deberá asumir los costos causados por estos siniestros.

Por su lado, asimismo es conveniente que el inquilino contrate una póliza de compromiso civil que logre contemplar cualquier daño que lleve a cabo en el piso del dueño. Es aconsejable que el inquilino contrate un seguro para contemplar su compromiso civil (los daños que logre ocasionar a terceros). Si el siniestro es provocado por el inquilino, la póliza que tenga contratado el dueño no lo cubrirá.

animal

Si el inquilino no contrata un seguro propio de compromiso civil, se le va a poder reclamar más adelante cualquier indemnización que realice la compañía de seguros.

Tu perro es un ‘vecino’ mucho más: edúcalo como tal

Tener un perro en un piso, alquilado o no, comporta una esencial compromiso. Si lo cuidas bien, te preocupas de instruirlo y le prestas la atención que necesita, lograras dejarlo solo con calma sin temor a que ladre y moleste a los vecinos. Llévalo siempre y en todo momento atado con la correa y colocale bozal si es requisito. Y cerciórate de que no mancha, ni estropea las ubicaciones recurrentes.

Como vas a ver, perros y alquiler no han de ser incompatibles: es viable vivir con nuestros mejores amigos sin modificar la calma de dueños y vecinos. Con estos consejos y empleando el seguro del hogar de Orange Seguros, no deberás inquietarte por la seguridad de tu casa o de tu red social. ¡Tenlo presente!

¿Es legal prohibir mascotas?

Para bastante gente piensa un genuino suplicio buscar un piso de alquiler que deje a su mascota. No obstante, la ley no prohíbe que los dueños de la vivienda impidan la entrada de animales. Eso sí, siempre y cuando en el contrato firmado permanezca una cláusula que lo especifique precisamente.

Si andas en un piso de alquiler y deseas tener un perro, tienes que comprobar tu contrato primero. Si en este archivo no se detalla la prohibición de la mascota, puedes tenerla. Así, está a cargo de los dueños si desean o no permitir que en su piso haya animales, pero no tienen la posibilidad de prohibirte tener uno si esto no se ha explicitado en el contrato de arrendamiento.

Deja un comentario