carta de una mascota a su clase de educación infantil

Este articulo pertenece a los que me hubiese dado gusto que leyese a mi madre en el momento en que era pequeña y me tiré años en Navidad pidiendo “un perro, mamá”. Recuerdo atestar las cartas de los Reyes Magos de la palabra “perro”, redactada hasta mil ocasiones, por enfrente y por detrás, repetida hasta el infinito. Al comienzo lo hacía con mucha ilusión, pero pasados ​​unos años y observando que mi obsequio esperado no llegaba, en el final de la carta ponía en pequeño (muy pequeño) “si no podéis llevarme el perro que es el único que deseo, asimismo deseo un hermano y si no ya que una muñeca”. Por el hecho de que levantarme y no tener mi perro era duro, pero no tener el hermano asimismo y por el momento no tener ni una triste muñeca podía ser la catástrofe. En el momento en que eres un niño, solicitas las cosas sin tener en consideración lo que piensa, de ahí que en un caso así somos nosotros las malas mamás y los buenos progenitores quienes debemos entender qué piensa tener una mascota a fin de que verdaderamente le demos el más destacable hogar y sea la mejor de los regalos. Les dejo con ellas y este articulo excelente si está en ese instante de resolución. ¡Gracias María y Rosana!

Familias de animales

Con este juego se quiere estudiar las clases de familias de animales que ya están. Tus hijos son los animales bebé y procuran a la familia. Les vamos a ir dando pistas sobre la familia de origen: de qué manera se reproducen, dónde viven, de qué se nutren o de qué forma se mueven. Puedes usar mímica, ruidos, y todo cuanto se te ocurra.

Deseamos una mascota novedosa en el hogar y la construiremos. Usaremos partes y sonidos de animales distintas y lo dibujaremos. Hay que ponerle nombre y también inventarse qué come, de qué forma se comporta y todas y cada una de las peculiaridades que tengamos la posibilidad imaginar.

Escritura creativa en principal

Todos deseaban tener plumas de Gaty y prácticamente todos le escribieron por lo menos una carta por resolución propia; varios aun consiguieron sostener una correo bastante incesante… Lo que piensa mucho más trabajo en «Gaty» por el hecho de que debe contestarlas, pero merece la pena… es escritura con una finalidad clara y no es un trabajo impuesto.

Conque pusimos un buzón con su nombre al lado de nuestros «buzones», donde dejamos las notas positivas que nos escribimos.

Deja un comentario